Libertad en mi mente

0

Abre con cartel a toda pantalla en blanco y negro: “¡ELECCIONES!”. En otros: “¡Participa!”, “¡Vota por lo que más te guste!”, “¡Vota por lo mejor!”. Es 1994, y en medio de un clima de verdadera fiesta electoral, en el ya mítico Festival de Cine de Sundance, vemos cómo los ciudadanos mayores de edad ejercen libres su derecho al voto, para solo horas más tarde entre todos decidir que la Gran Ganadora del año es: “Libertad en mi mente”. Suben a recibir el Premio a Mejor Película Documental del Año las directoras Connie Field y Marilyn Mulford, junto al guionista Michael Chandler. Audio: …Y nadie grita “¡fraude!”… (Se escuchan más bien son aplausos). Texto: Y aunque el solo título en sí mismo ya resume toda la película, podemos agregar que se trata del camino que va desde el lugar donde nacen las ideas hasta todo lo doloroso que viene después, para finalmente volverlas realidad.

“Libertad en mi mente” es una película documental, verdadero cocktail de imágenes quietas y en movimiento, agitado todo con los dolores y sentimientos más reales y profundos de un país. Se mezcla en buena medida con la auténtica tristeza musical del soul, sacudido por momentos de vibrante góspel, inteligentes entrevistas y las muertes bien vividas a lo largo de los más de 100 minutos de historia de Estados Unidos y de Mississippi en los años 60. Que es la misma historia de la lucha por la libertad de poder ejercer voto del pueblo afroamericano. Audio: (El obstáculo dramático a superar en la película ya está planteado). Y ahora comienza el camino del héroe. Porque a pesar de todas las prohibiciones, el odio y el racismo no fueron lo suficientemente fuertes como para impedir que la idea de una nueva libertad brillara en las mentes de la juventud. Y con tal fuerza como para guiarlos a crear un nuevo partido político integrado, el Partido Democrático por la Libertad de Mississippi (MFDP). Y reclutar así a un verdadero ejército de miles de estudiantes blancos de todo el país, para que se dirigieran a Mississippi usando sus ojos como verdaderas cámaras de cine y testigos, para luego proyectar ante todo el país la falta de libertad electoral que vivía oculta entre ellos mismos.

Corte a cartel que dice: “Y Juntos cambiaron la historia”. Audio: “Sí, porque en 1964 la idea de la libertad para poder elegir pasó de las mentes a los hechos en Mississippi”. FIN.

Sobrecierre: Corte a plano cerrado del expresidente de Estados Unidos James Carter, diciendo directo a cámara: “El Sistema Electoral venezolano es el mejor del mundo…”.

Corte a usted que no necesita que ningún expresidente gringo le diga lo que usted ya sabe.

Corte a usted, votando para renovar la Asamblea este diciembre. Audio: (Y usted piensa): “…y aquí hasta vencida te aceptan la cédula… ¡igualito a Misisipi!”. Regresamos al cartel del comienzo que ahora dice: “Porque al Voto en Venezuela no lo vence nada ni nadie!”.

Diego Fresán