Un pueblo sabio refuerza la cultura

0

El Comandante Hugo Chávez dijo en 2004 una frase aún vigente: “No hay herramienta como la cultura, para lograr la recuperación de conciencia, la resurrección de pueblos y la profundización de quienes hemos sido, quienes somos, y quienes podemos ser…”

En 2005 nace la Misión Cultura, con el objetivo de fortalecer nuestra identidad nacional en el marco del proceso de descentralización, democratización y masificación de la cultura venezolana, desde las comunidades a través de los saberes artísticos de nuestros creadores y creadoras.

La Misión tiene ya 15 años de creada, cumpliendo con el objetivo central de realzar los valores y la identidad nacional en un trabajo permanente y continuo.

“Sin embargo, a partir de 2010 podemos destacar el proceso de inclusión, visibilización y reconocimiento del maestro pueblo. En la actualidad, con el proceso de flexibilización en tiempos de cuarentena, y en medio de una guerra económica, son nuestros cultores y culturas los que siguen preservando desde las cosas sencillas, desde el trabajo en sus comunidades, el legado diverso que tenemos en las distintas disciplinas artísticas”, señala Jaskeherry Rivas, coordinador de la Misión Cultura Caracas.

El pueblo sabio es la mayor fortaleza que tiene la Misión. “Es allí, desde los saberes, que podemos con orgullo decir que en medio de la pandemia hemos logrado llevar un programa enmarcado en el proceso de flexibilización, que atiende a niños, niñas, adolescentes, adultos y adultas mayores, generando las condiciones para seguir fortaleciendo y promoviendo nuestra identidad y valores”.

Flexibilización

La cuarentena social no ha representado inconveniente para el desarrollo de las actividades culturales. “Ha sido un aprendizaje, es una pandemia mundial y, pese a eso, hemos generado las condiciones para seguir fortaleciendo y promoviendo nuestra identidad y valores”, expresó Rivas.

La Misión Cultura ha venido acompañando las Jornadas de Flexibilización de la Cuarentena, permitiendo tanto a los niños, niñas y adolescentes como a los adultos mayores, un mejor aprovechamiento del tiempo permitido para salir del aislamiento social, a fin de fortalecer el buen estado de salud

“Los urbanismos y comunidades han sido atendidos con las diversas manifestaciones artísticas y recreativas, danza, teatro, circo, payasos, títeres, adicional a la formación en el área de tradiciones concerniente a las manifestaciones más arraigadas en el sentir y querer cultural la Cruz de Mayo, San Antonio y San Pedro”, agregó el Coordinador.

“Ha sido precisamente la cultura lo que nos ha permitido intercambiar esos saberes en estos tiempos tan difíciles para la humanidad.

“Me atrevo a decir que somos el único país que ha logrado en cuarentena el acompañamiento desde una institución como Misión Cultura, que promueve la prevención del COVID-19, pero que a su vez se preocupa por las consecuencias propias de un confinamiento y, por ello, apela a la actividad cultural como forma de educación, distracción y promoción de la salud física y mental”, puntualizó Rivas.

La Misión Cultura y la fundación Identidad Caraqueña del Gobierno del Distrito Capital desarrollaron, durante el pasado fin de semana, las jornadas de flexibilización de la cuarentena social en varias localidades, entre ellas, el urbanismo Proyecto Integral Antímano, el urbanismo Hugo Chávez de El Valle y la comunidad de la Zona Central de la parroquia 23 de Enero, frente al liceo Manuel Palacio Fajardo.

Siguiendo los lineamientos emanados por el Ejecutivo nacional, estas jornadas culturales y recreativas se han efectuado acatando las medidas preventivas contra el COVID-19.

Adicionalmente, durante los meses de junio y julio, la Misión Cultura, en sinergia con el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo del Arte (IIAVE), desplegarán un ciclo de talleres a distancia, como estrategias creativas de empoderamiento educativo que permitirán a la población hacer uso efectivo del tiempo y de alternativas lúdicas y pedagógicas.

El programa contempla actividades formativas en las áreas de Historia del Arte, Danza y Teatro, bajo la orientación de reconocidos facilitadores especialistas en estas áreas, quienes utilizarán el correo electrónico como plataforma de vinculación con los participantes.

Los talleres tendrán una duración de ocho clases cada uno, durante las cuales se intercambiarán monografías , junto a otras herramientas de trabajo como videos, bitácoras, clases grabadas, informes y reuniones virtuales.

Las jornadas formativas tienen un cupo máximo de 40 participantes por taller, los cuales recibirán al final un certificado de participación una vez que completen la formación satisfactoriamente.

Ciudad Ccs/Lucila Contreras