A los candidatos a Diputado 2020

0

Con base en la racionalidad de la revolución hago la siguiente propuesta:

A los colectivos revolucionarios de cada circuito electoral les propongo convocar a una asamblea popular para establecer las exigencias a los candidatos a Diputados que sean designados o electos para las elecciones de este año a la Asamblea Nacional.

Sería una asamblea de revolucionarios conscientes que tienen que asumir que esa instancia es el 1er. factor de poder para la dirección de la comunidad y su espacio territorial. La nueva relación entre diputados y asambleas populares es que el diputado sea su vocero. El vocero no manda, sólo es la voz de esa instancia popular.

El candidato a Diputado, si ha alcanzado la consciencia revolucionaria, tiene que aceptar que la asamblea popular es tan importante como el Partido; y que él, como Diputado, se convierte en vocero de esa circunscripción para ocupar un espacio en la Asamblea Nacional.

Las decisiones que se tomen en la asamblea popular de los colectivos se convierte en línea de acción para el candidato, quien como vocero, una vez que sea electo Diputado, la elevará ante las comisiones o sesiones plenarias de la AN.

Por otro lado, así como el candidato lideriza la propuesta acerca de las nuevas relaciones que se establecerán con la nueva Asamblea Nacional a partir del 5 de enero de 2021, el candidato tiene que promover la ilustración del saber por parte de todos los miembros de los colectivos organizados. El conocimiento es un factor que viabiliza el autogobierno como la vía de la emancipación, postulado fundamental del Proceso Revolucionario.

La asamblea popular tiene que considerar la vía revolucionaria del cambio de estructura dirigido a establecer la autogestión colectiva, el autogobierno y la transformación de las relaciones de producción para que fluya el socialismo y se sustituya el capitalismo. Socialismo es emancipación plena; mientras que el capitalismo es la continuación permanente del modelo cupular, clientelar, coercitivo, de cooptación y de explotación del pueblo.

La sustitución del capitalismo pasa por crear la teoría de la emancipación y erradicar la teoría del crecimiento y desarrollo, elaboraciones capitalistas que  no pueden ni medir ni sostener el Socialismo Bolivariano.

Si los candidatos a diputados se empapan de la esencia del socialismo tienen que someterse a la asamblea popular de los colectivos de su circuito. Entonces, los candidatos tienen que operar a dos niveles: el propio suyo para ser vocero; y el del colectivo para enseñar autogobierno, autogestión y democracia directa.

En estas circunstancias, el partido y sus aliados tienen que aceptar que el candidato se integra a los colectivos respondiendo a sus compromisos y en esa medida facilitar su acción comunitaria.

Esta es mi recomendación inmediata para los candidatos si quieren el cambio de estructura como postulado primario de la Revolución. Si por el contrario los candidatos no quieren diluirse entre los colectivos seguirán como entes pasivos y la Revolución nunca será revolución sino reforma.

William E. Izarra