Alias «Loco Loco» confirma participación de policía colombiana en frustrada incursión por La Guaira

0

Jesús Manuel Ramos López, alias «Loco Loco», confirmó este sábado la participación del Gobierno de Colombia y la policía del vecino país en el entrenamiento y custodia de los terroristas para ejecutar la Operación Gedeón, frustrada el 3 de mayo pasado en las costas de La Guaira.

“En cuanto al desenvolvimiento de nosotros en Riohacha (Colombia), no teníamos ningún tipo de problemas; la policía cuando nos veía entrenando, cuando nos veía trasladándonos hacía caso omiso a nuestra presencia porque, ciertamente, el Gobierno colombiano tenía conocimiento de nuestra ubicación, tenía conocimiento de dónde estábamos y qué estábamos realizando en pro del apoyo de la operación”, precisó.

«Loco Loco» explicó, en un testimonio presentado por el vicepresidente de Comunicación, Turismo y Cultura, Jorge Rodríguez, que los terroristas que recibían entrenamiento podían transitar libremente en la nación neogranadina.

Detalló que los elementos de seguridad de Colombia les permitieron, entre otras cosas, ir a la playa, comprar, movilizarse en grupos y entrenar dentro de la casa en la que residían.

“A nosotros no nos molestó, en ningún momento nos molestaba la policía” colombiana, expresó el mercenario, capturado el 29 de mayo pasado en un operativo realizado por las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Jesús Manuel Ramos López, alias «Loco Loco», es un desertor de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) captado por el exoficial y también desertor de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) Cristopher Figuera, para realizar acciones terroristas como parte del plan continuado que ejerce Estados Unidos contra Venezuela.

Ramos López también participó en el intento de golpe de Estado del 30 de abril de 2019 en el que se fugó Leopoldo López y, respecto a la operación Gedeón, fue el líder del segundo campamento terrorista asentado en Colombia en sustitución del otro mercenario Félix Mata Sanguinetti.

La operación fue frustrada el 3 de mayo pasado en las playas de Macuto y de acuerdo con las evidencias presentadas por el Gobierno Nacional, con base en los testimonios voluntarios de los detenidos, fue planificada en Colombia con financiamiento del narcotráfico y la anuencia de la administración del Donald Trump.

Además, están vinculados la dirigencia opositora venezolana, liderada por el diputado en desacato Juan Guaidó, así como diversos dirigentes de derecha y prófugos de la justicia venezolana.

Ciudad CCS / AVN