Sancionemia

0

EEUU convirtió su fiebre de sanciones  en una pandemia: las impone en todo el mundo. Cada imperio se inventa sus formas de terror. El yanqui agregó a su macabro menú  estas medidas coercitivas. Europa cogió la peste y aunque a veces no tiene con qué, las impone “para que nadie olvide nuestra condición de gran potencia”,   como dijo el olvidado Sarkozy. La UE y el imperio lanzaron contra Venezuela todo tipo de sanciones. Primero contra los chavistas y luego contra opositores o independientes que disgusten a Washington o Bruselas. Así decidieron castigar a todo el que vote en las parlamentarias (unos 18 millones de personas).      Cuando a Borrell le dijeron que eso era una locura, corcoveó: “¿locura? Las sanciones no tienen juicio”.

Earle Herrera