María Isabella Godoy: Frente Francisco de Miranda es una escuela para la militancia revolucionaria

0
La Revolución Bolivariana le ha enseñado a María Isabella Godoy a realizarse en lo colectivo e individual.

El Frente Francisco de Miranda (FFM) es uno de los movimientos nacidos en la Revolución Bolivariana, cuyo fin principal es formar actores sociales y políticos para que asuman el trabajo de transformar la sociedad y las instituciones venezolanas, con una mirada dirigida a los más humildes y desposeídos para que estos sean capaces de asumir el poder popular y sean protagonistas en la democracia participativa y protagónica que se ha ido instaurando entre las y los habitantes de la patria de Bolívar.

El pasado 29 de junio el Frente (como es conocido entre sus miembros y personas cercanas al Gobierno Bolivariano) cumplió 17 años de haber sido creado por los comandantes Hugo Chávez y Fidel Castro como una organización política disciplinada, antiimperialista, dinámica y organizada; y una de las dirigentes más reconocidas de este movimiento social es María Isabella Godoy, directora ejecutiva del FFM, responsable del Gabinete de Cultura, Deporte y Recreación de la Alcaldía de Caracas y presidenta de Fundarte; que nos asegura que el FFM se ha convertido en una oportunidad para militar en la Revolución.

“Es una escuela que nos ha brindado la oportunidad de apropiarnos de conocimientos teóricos, pero sobre todo nos ha brindado la oportunidad de apropiarnos de mucha experiencia a partir de las diversas misiones a las cuales hemos estado incorporados, y es una gran escuela de formación, no solo para la batalla social sino para la militancia revolucionaria.

—¿Qué has conseguido en el Frente Francisco de Miranda? ¿Cuáles son las enseñanzas que te ha dejado?
—La oportunidad de realización. Yo creo que en términos generales la Revolución Bolivariana, como proyecto, ha permitido la inclusión de millones; pero la Revolución en gran medida es el conjunto de hijos, de proyectos, de organizaciones que la conforman, es como una gran madre.

Y esta organización, en la cual en particular hemos decidido militar y hacer vida política, nos ha dado la posibilidad de que la Revolución nos haya incluido, y junto a la inclusión está la realización individual y colectiva, porque la realización en socialismo no solo es colectiva sino individual.

Godoy relata que uno de los primeros documentos que estudió en su proceso de formación en el FFM, en Cuba, es un discurso de Ernesto “Che” Guevara que se titula “El hombre y el socialismo en Cuba”. Y explica la directora general del FFM que este es un discurso del “Che” Guevara que reflexiona sobre una de las contradicciones que el enemigo había construido contra el comunismo, la Revolución cubana y el socialismo, que era que los proyectos revolucionarios, socialistas y comunistas negaban la realización individual, pero el Che demuestra y explica ahí que no es así, que se puede conseguir la realización individual a la vez que se alcanza la realización del colectivo en el cual nos desenvolvemos.

“Mi realización no sólo ha sido colectiva. En lo colectivo hay una gran parte de esa realización, porque todas las cosas trascendentes las hemos logrado juntos, en conjunto, pero también hay una parte mía, una parte del individuo, que también he podido, como muchas compañeras y compañeros, realizar y realizarme en la Revolución, pero en la oportunidad orgánica y concreta que nos ofrece el Frente Francisco de Miranda”.

Desde muy joven María Isabella Godoy ha realizado labor política y social dentro de la Revolución Bolivariana.

El Frente cambió mi vida

Godoy asegura que su vida y su visión sobre ésta no sería la misma de no ser parte del FFM desde hace 17 años. “Yo miro hacia atrás, y recuerdo el día en que decidí entrar al Frente, de cómo uno fue tomando decisiones que te fueron llevando a un camino, y digo que mi vida, mi visión, mi naturaleza humana, la conducta y la persona en la que me he convertido hoy, obviamente no la hubiese podido lograr fuera de la Revolución y del Frente Francisco de Miranda”.

—Entonces, el Frente Francisco de Miranda ha permitido que te desarrolles en lo individual y en lo colectivo de manera simultánea. ¿Por qué?
—Claro, no hay dudas

—¿Por qué?
—Bueno, porque ahí hay un gran llamado a la organización social. Fíjate que el Frente cumple años el 29 de junio y dos días después, el 1° de julio cumple años la Misión Robinson. Nosotros nos vinimos de Cuba a ser alfabetizadores de Misión Robinson, porque saliendo nosotros de Cuba se despliega con más fuerza la Misión Robinson, que luego tuvo el logro que alcanzó y que más allá de ese logro importantísimo abrió las puertas de lo que se llaman las misiones sociales, y que hoy todo el mundo conoce como el Gran Sistema de Misiones Sociales. ¿Qué sería de la Revolución Bolivariana sin las misiones sociales?

Entonces, uno dice: si hoy está cumpliendo años la Misión Robinson, y hace dos días cumplió años el Frente, se comprende la estrategia, hace 17 años atrás, de Chávez y Fidel.

La presidenta de Fundarte manifiesta que el nacimiento del Frente se da en un instante en el que Venezuela venía de sufrir un Golpe de Estado, y ante la necesidad de fortalecer la participación de los más pobres y humildes, de los excluidos de siempre, del campesinado, de los obreros, de las amas de casa, del estudiantado y la juventud, estos últimos llamados por Chávez y Fidel a ser parte del Frente Francisco de Miranda.

“Entonces, bueno, hacen esa convocatoria de jóvenes, y como te decía hace unos instantes el propio nacimiento nuestro fue para la batalla colectiva en el ámbito social, que luego fue ampliándose a otros ámbitos de la vida política nacional. Esa génesis, ese principio determina nuestra lucha. Y cuando Venezuela logró ser territorio libre de analfabetismo, todos los que tuvimos que ver con eso nos sentimos realizados”.

Godoy dice que luego de esto vino la participación de los miembros del FFM en las Casas de Alimentación, los Consejos Comunales y las otras misiones que se han ido creando a lo largo de los últimos cuatro lustros.

“Cada misión en la que hemos podido participar, uno logra tener un punto de realización al mejor estilo de Bolívar: ‘hacer todo sin esperar nada a cambio y encontrar en esto la mayor de las recompensas’. En esa grandeza el individuo, como mujer, madre, esposa, amiga, también ha conseguido un lugar donde realizarse y por medio del cual alcanzar esa realización individual.”

El FFM ha laborado en todas las misiones sociales.

Nosotros no escogimos al Frente, él nos eligió

—¿Por qué el Frente Francisco de Miranda y no otro movimiento?
—Bueno, no sé, yo creo que fue el Frente el que nos escogió y no al revés. Yo estudiaba teatro en Barquisimeto, en una escuela de teatro, y apenas me gradué en esa escuela de teatro me fui a Cuba para formarme como promotora cultural por dos años, y apenas tenía dos meses de haber regresado y estaba dando clases en una escuela cuando me llamaron para ir de nuevo a Cuba, y me dijeron que era para formación de trabajo social, que era un curso más corto.

Yo les dije que tenía poco tiempo de haber regresado, pero mi mamá me empujo y me dijo: “Usted está muy joven, tiene que aprovechar todas esas oportunidades”, y entonces me animé.

—¿Qué edad tenías en aquel momento?
—Tenía apenas 19 años, tenía hasta noviecito y todo, estaba tranquila. Además, estaba recién llegada luego de dos años en Cuba. Ya a los dos años te pega, el primer año fino, pero ya al año y medio hacía puchero y con ganas de regresar.

—¿Y que sentiste al dejar ese noviecito?
—No, chévere. Yo le dije que ya venía. Y en los actuales momentos seguimos siendo amigos, pero él me reclama porque nunca se dio por enterado del instante que regresé de Cuba.

La juventud del FFM también está en el campo venezolano.

Una fuerte formación

Godoy cuenta que el curso de formación fue bastante fuerte e intensivo, 45 días sin dormir, estudiando, de paseo, de formación, de cursos, de charlas, de conferencias, y los últimos días es cuando les dijeron que iban a crear una organización, qué era lo que iban a hacer, cuál iba a ser la labor a ejecutar.

“Al principio fue como una efervescencia, pero luego comienzas a asumir las cosas con mayor compromiso, te comienzan a dar más responsabilidades, y ya uno toma la decisión de no sólo ser del Frente, sino de la dirección del Frente, que es otra cosa, con todas sus victorias y sus reveses, nosotros hemos tenido más oportunidades para equivocarnos que victorias”.

La directora ejecutiva del FFM afirma que ella tuvo el privilegio de ser una de las seleccionadas para estar en la dirección del FFM, algo que desde muy joven le enseñó la ética del poder.
_________________

En la cumbre del poder

María Isabella Godoy asegura que estar en las rocosas montañas del poder no es fácil, porque el poder deslumbra y el poder de ese grupo de jóvenes del Frente Francisco de Miranda, hace 17 años, era estar cerca de Chávez.

“Entrar a Miraflores, reunirse con Chávez, y ver todo ese mundo. Pero a la par que uno se deslumbra, uno comienza desde muy temprano a comprender la ética del poder, y que a veces es mejor estar a una distancia relativa del Sol, porque el Sol (el poder) quema, y empiezan alrededor del poder los intríngulis, las rivalidades, entre otras tantas cosas”.

Manifiesta que eran un grupo de muchachas y muchachos, pero fueron aprendiendo cuando erraban y que era trascendente para la construcción del Socialismo del siglo XXI.

“Siempre he apelado al principio de lo que nosotros consideramos verdaderamente trascendente, y lo verdaderamente trascendente no es estar en una oficina, ni siquiera en Miraflores, desde el punto de vista de lo suntuoso, está donde nos haya tocado estar. Una vez nos tocó estar en un ministerio, entramos por la puerta de adelante y salimos por la puerta de atrás. Hemos aprendido que nada es permanente, que lo único permanente es el trabajo social.
_________________

*Biografía Mínima

María Isabella Godoy es natural de Barquisimeto y especialista en organización y producción cultural. Desde hace 17 años forma parte de la Dirección Ejecutiva del Frente Francisco de Miranda, desde donde ha realizado una labor social en los procesos de alfabetización y formación de la organización de las comunidades del país, así como en todo el Gran Sistema de Grandes Misiones. Ha ocupado distintos cargos tanto dentro como fuera del Gobierno Bolivariano: fue viceministra de Comunas, y en la actualidad es, además de directora ejecutiva del FFM, directora de Fundarte y responsable del Gabinete de Cultura, Deporte y Recreación de la Alcaldía de Caracas, desde donde ha realizado una gran labor en la promoción de eventos para el entretenimiento de los capitalinos.

 
 
TEXTO JUAN CARLOS PÉREZ DURÁN | FOTOS JAVIER CAMPOS