Marcos sin luna llena

0

“Marcos Luna” es un nombre o seudónimo que insurgió en las redes con un solo objetivo: defender a su ministro (eso es respetable). En Aporrea, un portal que hace años dejó de publicarme, colgaron un artículo mío que irritó a “Luna”. Me tilda –son sus argumentos- de bohemio, periodista y triste. Lo primero me provoca una dulce nostalgia, lo segundo me enorgullece y, lo tercero, es una percepción (también respetable). Afirma que “burocrateo” para nivelar los gastos de mi casa. Lo hago, pues,  muy mal porque sigo desnivelado. Pero en fin, su ministro  puede calzar en muchos aspectos de mi descripción, pero en otros ni de lejos. Aparte del saludo en algún acto, nunca he dialogado con señor tan distante. Si “Luna” lee bien, se dará cuenta de que su protegido sigue protegido de mi pluma.     Reconozco, empero, que es un  buen defensor. Demasiado, diría yo.

Earle Herrera