Luis Arráez aspira a batear 400 esta temporada de Grandes Ligas

0

El prospecto venezolano de los Mellizos de Minnesota, Luis Arráez, ha considerado como una meta a su alcance, no solo obtener el título de bateo de la Liga Americana, sino promediar los 400 de average.

«Esa es una de mis metas», dijo el venezolano de 23 años, que se apresta a participar en su segunda temporada en el béisbol mayor.

Algunos dirían que se trata de un objetivo descabellado, tratándose de un jugador con apenas 336 visitas al plato a nivel de Grandes Ligas. Pero no tiene nada de malo apuntar alto en una campaña de 60 partidos sin precedentes, en la que una muestra pequeña podría resultar en estadísticas atípicas, tanto entre bateadores como lanzadores.

El joven intermedista de los Twins pareciera tener el mismo derecho de aspirar a semejante hazaña que cualquier otro bateador ahora mismo.

Estamos hablando de un joven que nunca bateó por debajo de 309 en ningún nivel de ligas menores a medida que fue ascendiendo dentro de la organización de Minnesota. Y como novato de Grandes Ligas en el 2019, bateó 334. El promedio de por vida de Arráez en Grandes Ligas nunca ha caído por debajo de 332. El pasado 6 de julio, el oriundo de San Felipe bateaba 405 después de 25 juegos en las Mayores.

Hay otras métricas que parecen favorecer a Arráez. Para empezar, su índice de ponches de 7,9% fue el mejor de Grandes Ligas el año pasado entre los bateadores con al menos 250 visitas al plato. A la vez, terminó en el sexto lugar en dicho grupo con un índice de líneas de 32,3%. Para ponerlo en términos simples, los ponches en realidad no perjudican el promedio de Arráez y, cuando el venezolano pone la bola en juego, suele ser en forma de líneas.

También vale señalar que, basándose en la calidad del contacto de Arráez, se esperaba que bateara apenas 290 el año pasado. Pero las fluctuaciones relacionadas con una muestra pequeña podrían ser un mayor factor este año.

«Definitivamente, es posible», afirmó el mánager de Minnesota, Rocco Baldelli, acerca de la posibilidad de que algún bateador termine la campaña con promedio de 400. «Habrá muchas formas de analizar esta temporada y diseccionarla. Hay gente que dirá de una vez que no es un año normal. Por supuesto, no se trata de un año normal, eso lo sabemos todos. Pero sí se verán algunas cosas curiosas, y algunas cosas que serán muy memorables», agregó.

De lograr su meta, Arráez se uniría solamente a dos jugadores en la historia de los Mellizos que han bateado .400 o mejor en un tramo de 60 juegos en una temporada, según el «Elias Sports Bureau»: El panameño Rod Carew (1974 y 1977) y Joe Mauer (2006, 2009 y 2010).

Arráez ha puesto de su parte para mantenerse preparado. Luego de irse de 29-3 con el madero en los entrenamientos primaverales, el venezolano permaneció cerca de las instalaciones del equipo en Fort Myers, Florida para entrenar con algunos de sus compañeros. Incluso, tuvo turnos al bate contra el prospecto dominicano Jhoan Durán, quien también trabajó en la sede primaveral del club.

En realidad, nadie sabe lo que aguarda esa temporada. Dicha imprevisibilidad quizás beneficie a jugadores como Arráez. El yaracuyano simplemente está tratando de mantenerse sano y espera que su consistencia al bate sea lo que hable.

«Si pasa algo mejor, que batee 400, bienvenido», dijo Arráez, aunque acotó que lo más importante son las victorias de su equipo «por mí y por mi equipo, es ganar la Serie Mundial, con el favor de Dios».

Ciudad CCS / AVN