AGARRADATO | El ñame es un tubérculo que tiene historia

0

Desde tiempos prehistóricos se conoce el ñame en África, Asia, América del Sur, las Antillas y las islas del Pacífico, como un alimento de gran importancia debido a que contiene nutrientes esenciales que favorecen el organismo del ser humano.

En el Trompo de los Alimentos se encuentra en la franja amarilla, esto se debe a que es un tubérculo rico en hidratos de carbono, fuente de energía y resulta mejor cuando puedes consumirlo como sustituto del arroz, pasta, yuca o plátano, teniendo los mismos o más beneficios.

Su siembra principalmente se da en abril, mayo y junio de manera directa. Se debe regar una vez al día, y su cosecha se obtiene de 7 a 12 meses. En Venezuela, la mayor producción se obtiene en los estados Bolívar y Sucre, además se conocen solo tres tipos: el marfil, el blanco y el ñame morado.
Este importantísimo tubérculo ayuda al sistema digestivo a tener un buen funcionamiento del tránsito intestinal, porque contiene fibras que benefician el organismo, y es excelente fuente de potasio y magnesio, que aportan gran cantidad de nutrientes en pro de la salud, igualmente posee carbohidratos necesarios, que aportan energía.

En la cocina, el ñame se puede utilizar de diversas maneras para elaborar con él ricas preparaciones desde arepas, sopas, guisos, potajes, chips, asados, hasta untables y puré; también se pueden emplear en algunos postres tales como pudín y torticas.

El INN le invita a disfrutar de unos ricos y deliciosos Chips de Ñame, ideales para compartir en fiestas y reuniones familiares, además de ser magníficos como meriendas para los más pequeños de la casa. Le mostraremos una nueva alternativa de cómo preparar el ñame, combinándolo con su acompañante favorito.

Chips de ñame
Ingredientes para 5 raciones:
> 1 ñame mediano.
> 4 Cda. de aceite.
> Orégano molido al gusto.
> Sal en pocas cantidades.

Preparación:
Precalienta el horno a 200°C. En un recipiente pequeño coloque el aceite y mézclelo con el orégano.

Lave, pele y corte el ñame en rodajas muy finas, se puede ayudar con un pela papas, ponga las rodajas en un recipiente con agua fría durante 2 minutos. Retire del agua y seque con un paño limpio.

Con ayuda de un pincel de cocina, unte la mezcla de aceite con orégano y coloque en una bandeja. Lleve al horno de 15 a 20 minutos.