DATE CON LA CIENCIA | ¡Todo tiene su ciencia!

Nerliny Carucí y Guillermo Barreto

0

Los frutos de las ideas surgen a través del tiempo

En 2016, concebimos una idea radiofónica llamada Date con la ciencia. Un proyecto pensado para divulgar historias y episodios de personas que crean conocimiento, innovan, investigan y revolucionan el saber en nuestro país. Un sueño que vio luz, felizmente, el 20 de julio de ese año, por Radio Nacional de Venezuela Informativa, y que suena hasta hoy.

Este 10 de julio de 2020, a 10 días de nuestro cumpleaños número 4, tenemos la alegría de expandir el proyecto con esta columna de Ciudad Caracas. El objetivo es el mismo: poner la ciencia de boca en boca y fomentar la valorización social del conocimiento. Es ofrecer la posibilidad no solo de conocer qué se hace en Venezuela en el ámbito de la ciencia, la tecnología y la innovación, sino también promover el debate en torno a la ciencia.

¿Qué ciencia hacemos aquí? ¿Qué ciencia se hace en el mundo? ¿Existe otra manera de hacer ciencia? ¿Hay otras formas de conocimiento?

No hay duda de que la covid-19 significa un momento particular para la ciencia. La pregunta sobre la existencia de una ciencia-otra se hace legítima especialmente en momentos cuando las bases del modelo civilizatorio son cuestionadas; un modelo que coloca la ciencia y la tecnología como sus armas más poderosas.

El modelo civilizatorio que domina en el mundo, la modernidad, se inició con la expulsión de los musulmanes del sur de la península ibérica, pero se impuso con la invasión europea en Abya Yala, llamada posteriormente América.

La modernidad infligió un sistema de conocimiento «universal», invisibilizando y eliminando otros sistemas de conocimiento. La ciencia se convirtió, así, en la base de toda verdad, por encima de cualquier otro conocimiento, al que cataloga, de manera peyorativa, «saber», «opinión», «brujería» o «superstición».

En Date con la ciencia, no negamos las bondades que esa ciencia dominante, tan cerca y tan lejos de la gente, ha generado en la humanidad en los últimos 200 años. Pero incluimos otros sistemas de conocimiento que reconocemos y reivindicamos.

Date con la ciencia habla del conocimiento como una práctica cotidiana necesaria y un derecho íntimamente ligado con los procesos populares de lucha por la dignidad humana. Esta ventana muestra la ciencia como una actividad generadora de conocimientos para solucionar problemas locales, nacionales, regionales o mundiales.

Reconocemos, por ejemplo, el trabajo de innovadores y tecnólogos que, en esta pandemia, diseñan desde mascarillas hasta respiradores; a virólogos y biólogos moleculares que secuencian el material genético del SARS-CoV-2.

Este espacio relata la actividad que las familias campesinas realizan para salvaguardar las semillas soberanas, y descolonizar los sistemas de producción; las investigaciones que se realizan sobre la naturaleza, y los impactos que en ella produce la actividad industrial; temas de salud, energía, historia, filosofía y pensamiento crítico descolonial. Así damos la bienvenida a este espacio que le pone mente y corazón.

Nerliny Carucí y Guillermo Barreto