Trump lo ahoga

0

De nuevo, Trump patea a su autoproclamado, aunque dice que lo mantendrá en el “cargo”. Estos jamaqueos provocan en el “interino” bruscos cambios conductuales que abruman a su entorno. Los sicólogos del G4, en lugar de “terapiar” al paciente, arremeten contra el díscolo presidente gringo. Hablan de una vaina inaudita que denominan “esquizofrenia imperial”, una sicopatología que habría desconcertado al mismo Jung. Trump diagnosticó, según  Bolton, que “el chico no tiene lo que hace falta”, una alusión urológica inextricable. Semanas después, en su búsqueda de los votos de Florida, matizó que el autoproclamado “ha perdido poder”. Ni el lame-imperio parlamento europeo logra reflotar al ahogado.

Earle Herrera