Se deben discutir los miedos desatados en la pandemia

0

Roger Garcés/psicólogo clínico

Las relaciones de pareja pueden estar pasando por momentos críticos durante el confinamiento que vive la población mundial que terminarán generando fracturas en el seno del hogar. Es necesario hacer consciente el cambio violento de escenario al que nos enfrentamos y armarse de herramientas que permitan confrontar con entereza y superar cualquier crisis.

Para ello, conversamos con Roger Garcés, psicólogo y especialista en el tratamiento de relaciones interpersonales, con el deseo de difundir las características de las relaciones de pareja en este tiempo y brindar alternativas a la población.

—¿Cómo se desarrolla la relación entre las parejas en casa en estos tiempos de confinamiento?

—De la nada no sale nada. Si la pareja ha tenido una buena base, el confinamiento puede ser de mucha utilidad. Si, por el contrario, la pareja viene confrontando problemas, lo que va a pasar es que estos problemas se van a acrecentar. Es como el principio romano del Utis posidetis, lo que poseías, poseerás”.

—¿Cuál es la tendencia del comportamiento en la relación?

—Si la pareja ha venido desarrollando buenos mecanismos de comunicación, la tendencia es a afianzarse y consolidarse como pareja. Si, por el contrario, son dificultades lo que ha venido confrontando, justamente eso será lo que aflore en esta cuarentena.

—¿Cuáles son los riesgos de fractura en las relaciones en momentos de confinamiento?

—Si una pareja ha venido confrontando problemas, este no es el momento de hacer cambios. Creo que escuché por la radio que una “psicóloga” hablaba de que se debería aprovechar este momento de confinamiento para que la pareja se diga lo que tiene que decirse. Esto puede ser muy peligroso sin contención.

Lo que generalmente pasa en esos casos es que sin las herramientas adecuadas provistas por un especialista cualificado, es muy arriesgado tratar de hacer cambios en este momento. Recuerde Utis Posidetis.

—Cómo se manifiesta la pasión, el afecto, los conflictos?

—En estos momentos, lo que más atrae la atención son los elementos ansiógenos. Las personas se preocupan por la salud, por la muerte, y estos son los temas que deberían estar debatiendo. Es decir, la gente debería expresar con su pareja los miedos que se han destapado con esta pandemia

—¿Cómo actúa la psique en una relación de pareja en el confinamiento?

—La mujer tiende a ser planificadora, el hombre tiende a ser impulsivo. Por ejemplo, a nivel de patrones de consumo, estadísticamente está comprobado que quienes compran apartamentos son las mujeres, los hombres compran carros. De ahí viene la necesidad de que aprendamos la planificación. Si se le pide a un hombre organizar una maleta, la mayoría de las veces lo hará mal.

Asimismo pasa con la alacena para guardar los alimentos o la gaveta para guardar las toallas. Si la cuarentena se trata de guardarse para protección, entonces son las energías femeninas las que se van a poner de manifiesto.

Todo lo que tenga que ver con protección, como apoyo, sustento, nutrición, calor de hogar, amor, es lo que se tiene que desarrollar. Ya no se trata de salir de cacería, como hace el principio masculino, se trata de desarrollar todas las habilidades que tengan que ver con la conservación y la protección, eso es principio femenino.

—¿Qué recomendaciones ofrece al que vive en pareja hoy?

—Escucharse. El maestro Thay, Thich Nhat Hanh – poeta y promotor de la transformación interna a través de la meditación, monje budista, sereno, inspirador, que se distinguió por su gran activismo por la paz y los derechos humanos – dijo: “Amar es escuchar”. Nosotros no escuchamos, simplemente rebotamos todo lo que nos dice el otro.

Somos muy reactivos y no nos tomamos el tiempo de recibir-aceptar-procesar lo que nos dice el otro. Una técnica que los maestros nos dan es: “Imagina que el otro es una cascada y tienes que esperar a que caiga toda el agua”. En este caso tienes que esperar a que el otro termine de hablar, y aun después que termine de hablar, invitarlo a hablar, y aun después de que lo invitaste a hablar preguntarle: ¿Tienes algo más qué decir? Y ahí, luego de una meditación sosegada, entonces responder.

— ¿Qué cosas hacer juntos?

— Todo lo que puedan hacer juntos debe hacerse juntos. En este momento hay que trascender los patrones machistas y los hombres deben permitir que los quehaceres del hogar lo envuelvan, y así participar en las tareas domésticas. Tal vez esa sea una enseñanza maravillosa para comenzar a valorar la inconmensurable importancia de la mujer en el hogar. Aquello de que: “Mi esposa no trabaja, ella es ama de casa” en realidad es un sinsentido. El trabajo de ama de casa es uno de los más exigentes que hay, y este tiempo el hombre debe cooperar más.

—¿Qué actividades deben hacer separados?

—Las cosas que necesiten de una intimidad deben ser respetadas. Por ejemplo, las comunicaciones al mundo exterior. Nadie tiene que revisarle al otro el celular ni el correo electrónico. Pero eso ocurre cuando una pareja ha desarrollado cierta madurez y confianza. Tal vez, este sea el momento propicio para aprender a confiar, aprender a ser maduro. Y ser maduro es “no estar siempre de primero en la lista”. Esto significa que la persona puede prodigar atención y cariño a otras personas y esto no debe significar una tragedia en la pareja.

—¿Cómo confrontar las crisis?

—Yo recomiendo aplicar la técnica del maestro de paciencia, tema que he abordado en mi artículo “Maestro de paciencia”, que pueden consultar en mi blog. Se trata de nombrar como “Maestro de Paciencia” justamente a la persona que más te cause molestia o rabia. Aquella persona que nos “Saca la piedra”, la que tiene una habilidad “Especial” para hacernos molestar.

Justamente a ella la vamos a nombrar secretamente nuestro Maestro de Paciencia. “Maestro de No amargarse la vida”; “Maestro de No enrollarse” ; “Maestro de Ser Feliz” “Maestro de estar bien”, etc. No amargarse la vida necesita de una Actitud Activa y Decidida de no engancharse con las cosas.

—¿Cómo deben tratarse las parejas entre sí en este tiempo de confinamiento?

—Cada miembro de la pareja debe comenzar a ver al otro como un compañero en estos tiempos de lucha y no como un agente perturbador.

—¿Qué acciones de apoyo a las parejas realiza usted hoy?

—Hoy las consultas de terapia de parejas efectivamente se han incrementado. Recomiendo, a todos, que hagan relajación y meditación para controlar la ansiedad y dedicar el resto del tiempo a hacer algo productivo.

—¿Qué investigar, cómo asesorarse?

—Que lean al maestro Thay, todo lo que puedan leer de él es un tesoro. Principalmente los mantras para la pareja cuyo nombre es y en mi blog http://psicogarces.blogspot.com/ allí hay mucho material para parejas.

Biografía Mínima

Roger Garcés

Es psicólogo clínico egresado de la UCV en 1985, Máster en Psicología UCV (1989) con varios postgrados.

Ha desarrollado su propia metodología de tratamiento que ha denominado “Almaterapia” y es el resultado de la conjugación de los principios de la psicología budista, psicología arquetipal y otras fuentes de conocimiento.

Promotor de la técnica “Maestro de Paciencia”
Músico, cantor, seguidor de la nueva canción latinoamericana y activista social.

Sus redes sociales@psicogarces en Instagram y twitter y su página web http://psicogarces.blogspot.com/

Ciudad Ccs/José Javier Sánchez