FISIOENACCIÓN | Iniciación temprana es clave en la gimnasia artística

0

La gimnasia artística es un deporte olímpico en el que las mujeres y los hombres compiten por separado en diferentes aparatos y en distintas modalidades. Es considerada uno de los deportes fundamentales, como el atletismo y la natación, para el desarrollo de destrezas y habilidades básicas del individuo, también exige ciertas cualidades físicas como el equilibrio, flexibilidad, coordinación y fuerza las cuales se desarrollan con la práctica y de manera progresiva.

Si bien es cierto que este deporte lo pueden realizar tanto hombres como mujeres, existen aspectos o características morfológicas importantes para resultados satisfactorios a nivel de competencia. Una de ella es el hecho de que las niñas delgadas, de baja estatura y extremidades largas ejecutarán mejor las técnicas propias de la disciplina.

Es importante destacar que es un deporte de iniciación temprana ya que en la niñez se adquieren los hábitos posturales y el desarrollo de habilidades motrices básicas necesarias para el posterior aprendizaje de elementos de mayor complejidad.

Entre los principales beneficios físicos y psicológicos que ofrece; tenemos que ayuda a desarrollar la confianza, manejar la timidez, corregir posturas, trabajar los diferentes sentidos, manejar las emociones lo cual viene dado por la concentración, velocidad de reflejos y seguridad que debe preceder a cada actuación.

Si hablamos de lesiones generadas durante la práctica podemos dividirlas según la zona lesionada. En primer lugar tenemos a la columna vertebral que es la más vulnerable en este deporte, ya que los movimientos que realiza salen totalmente de la biomecánica natural de la misma (flexión, extensión, rotación y lateralización).

En este deporte se realizan todos estos movimientos pero fuera del rango normal desencadenando lesiones en la médula espinal, desgarros musculares y esguinces en ligamentos vertebrales. Si hablamos del miembro superior, la sobrecarga de peso en el hombro genera una lesión en el labrum del hombro –también conocida como SLAP–, en la muñeca esguinces y por último las rodillas siempre susceptibles a caídas ocasionando lesiones en el tendón de Aquiles, tendinitis por estrés repetitivo y los famosos esguinces y sus grados según las estructuras anatómicas.

Ciudad Ccs/Ydalmys Bravo