AfroUrbe | La Caracas AfroUrbe

Mónica Mancera

0

Caracas está de aniversario. 453 años celebra nuestra Caracas en un 2020 enmarcado en volver a casa. Como ya he dicho antes, vivimos un proceso de confinamiento inducido por la pandemia que nos ha llevado de regreso a nosotros mismos.

Llevarnos a nosotros mismos nos ha conducido a asentarnos en nuestros hogares. ¿De qué manera has vivido en tu Caracas? Tener tiempo para apreciar desde nuestro valle al Waraira Repano, extensión de la Cordillera de la Costa que nos separa unos 12 kilómetros del mar Caribe. De ver las rutas de las guacamayas, inalterables y puntuales. Pasar de la fuerte calima al inicio de las lluvias, y ahora con atención al paso de Gonzalo. Tener la dicha de haber sentido al cometa Neowise.

¿Y en la Caracas AfroUrbe? El latido de la ancestralidad se incrementa. La fuerza afro e indígena está allí, cada día, desde la protección en la alimentación hasta el resguardo y fortalecimiento de nuestras defensas con guarapos recomendados por las abuelas.

En la Caracas AfroUrbe se ha dado continuidad a nuestras celebraciones, impregnando todo lo que impulsamos en cada calle, en esta territorialidad llena de historia.
Hemos dedicado con devoción la Cruz de Mayo para sembrar la sanación plena en nuestro país, así como para dar continuidad a la vida cotidiana. Algunas comunidades realizaron grupos focales. Cada casa elaboró su Cruz para evitar así aglomeraciones y, en consecuencia, se expandió en territorialidad.

Otros utilizamos la tecnología para transmitir a distancia y con resguardo de la cuarentena social que llevaba unas seis semanas en desarrollo. Mientras por un lado realizaban las décimas, por otro, a kilómetros de distancia, impulsaban el tambor y canto.

En junio, esta Caracas AfroUrbe siguió ahondado en ese marco de peticiones y expandiendo la ritualidad y la devoción en la riqueza de aquello que creemos, por tanto, creamos realidades. Junio en honor a San Juan Bautista que todo lo tiene, todo lo da.

Repiques desde casa, sangueos entre comunidades, cofradías que se turnaban para enriquecer día a día, agrupaciones que en cada territorio dieron continuidad siempre en resguardo y con distanciamiento social. En cuarentena siguieron naciendo sanjuanes, tal como sucedió en la calle El Plan, del sector El Tamarindo, El Valle.

La devoción arraigada sigue dando frutos, seguimos cosechando.

Llegamos a julio. En estos días de celebrar a Caracas, un grupo de mujeres AfroUrbe, entre mesas de debate sobre las mujeres afro, dieron su voz y expresaron su cadencia en una puesta que denominaron AfroVenezuElla; para insertarnos en un espacio suramericano llamado Ella (Encuentro Latinoamericano de Feminismos). Todo bajo el manto tecnológico.

Y precisamente la tecnología es también una aliada para festejar a Caracas con la 11ava. Feria del Libro, porque leer nos acerca, esta vez como una propuesta virtual, en línea. Así, la capital AfroUrbe en cuarentena social sigue la tradición de sus celebraciones. Y tú, ¿cuánto de esta Caracas AfroUrbe re-conoces en tu espacio?

Mónica Mancera

Mónica Mancera dedica su columna de esta semana a la Caracas AfroUrbe
Concierto de Voces en Ciudad Caracas