Alertan sobre desaparición de periodista pakistaní

0

Matiullah Jan destacado periodista paquistaní reconocido por sus duras críticas a las poderosas instituciones del país, incluyendo su ejército, está desaparecido, según las declaraciones del 21 de Julio, de grupos de derechos humanos y un familiar.

Al menos 10 hombres fuertemente armados en tres vehículos interceptaron a Matiullah Jan poco después de que llegara para recoger a su esposa en una escuela donde enseñaba en la capital, Islamabad, el pasado martes, declaró su hermano menor Shahid Akbar Abbasi en una entrevista telefónica.

El rapto ocurrió alrededor de las 11de la mañana, hora local, y la policía ha estado revisando las imágenes del circuito cerrado de televisión, en busca de pistas sobre su secuestro, dijo Abbasi. No quiso identificar por nombre a aquellos que supone están involucrados en el secuestro de su hermano, pero indicó que sospecha que las poderosas agencias de inteligencia y seguridad del país estaban detrás del secuestro.

«Creo que quienes ejercen el poder son las personas que lo tomaron», señala Abbasi.

En un tuit, la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Pakistán exigió «que el Gobierno garantice de inmediato la liberación segura del periodista» Matiullah Jan.

El ministro de Información, Shibli Faraz, solo confirmaría que Jan había sido secuestrado. La agencia AP contactó al departamento de relaciones públicas de los militares, pero rechazaron hacer comentarios al respecto. En 2018, los militares calificaron a Jan de «antiestatal» por sus críticas al Poder Judicial y al Ejército.

Como crítico abierto, Jan calificó la represión a los medios de comunicación del país como «un intento sistemático por parte de los militares y su agencia de inteligencia para asegurar el control con la fachada de un Gobierno elegido democráticamente».

Los periodistas y los grupos de derechos humanos han sido críticos con el Ejército y el Gobierno del Primer Ministro Imran Khan, por lo que consideran es una dura ofensiva contra la libertad de expresión y el periodismo independiente.

Se ha advertido a los medios de comunicación y a los canales de noticias de televisión evitar la cobertura de eventos críticos del Ejército, particularmente las actividades de un grupo de derechos pashtún conocido como el Movimiento Pashtun Tahafuz (Protección), que acusa a los militares de abusos en las regiones tribales. Los manifestantes que han apoyado el movimiento han sido arrestados, los columnistas que respaldaron su derecho a protestar han sido retirados de las publicaciones y los grupos de periodistas, incluyendo el Comité para la Protección de los Periodistas, han advertido reiteradamente sobre la censura de los medios por parte de las agencias de seguridad.

Shakil-ur-Rahman, propietario del Grupo Jang, una de las casas de medios más grandes de Pakistán, ha sido un crítico estridente del Gobierno. Está bajo custodia bajo los auspicios de la Oficina Nacional de Responsabilidad del país, que investiga los cargos de corrupción. Grupos de derechos humanos han cuestionado si las acusaciones contra Rahman podrían tener motivaciones políticas. El Gobierno y el Ejército han señalado al grupo de medios de Rahman por sus críticas.

Jan estaba activo en las redes sociales y recientemente había sido acusado de desacato a la corte por un tuit crítico de la judicatura y debía comparecer en la corte la próxima semana.

El Instituto de Prensa Internacional (IPI), con sede en Austria, se unió al coro de llamadas por la libertad de Jan.

«Tememos que la vida de Matiullah Jan esté en peligro, y se deben tomar medidas inmediatas para localizarlo y garantizar su liberación de sus aparentes secuestradores», dijo el subdirector del IPI Scott Griffen en un comunicado. «Dada la historia de violencia contra periodistas en Pakistán, las autoridades no pueden demorar en tratar de proteger la seguridad de Jan».

Ciudad Ccs / AP