El cuaderno de mis anotaciones

Carlos G. Lebrún Arvelo

0

El cuaderno de mis anotaciones, trazado ahora mil veces por múltiples colores y líneas, dejó a un lado su rigidez, dada la inocencia de un pequeño que desarma la voluntad y te guía a lo más tierno de su niñez, haciéndote sentir regocijado, al concederte Dios en la madurez, una descendencia del primigenio, pura cristalina y verdadera.

Ahora el cuaderno de mis anotaciones, destaca las primeras letras y números, de unas manitas que moldean y son vocalizadas por tierna voz, destacando dibujos de la bandera de su Patria, con sus colores amarillo, azul y rojo, arboles, caritas, animalitos, corazones y en palabras grandes, VENEZUELA, SIMÓN BOLÍVAR, PAZ, AMOR.

Ahora el cuaderno de mis anotaciones dejó de ser secuencial, estricto, riguroso, convirtiéndose en un des lineamiento circunstancial, que dejará huellas de un tiempo para reflexionar y definitivamente AMAR.

Ahora el cuaderno de mis anotaciones, formará parte de ese recuerdo que nadie querrá recordar, pero que todos debemos afrontar con consciencia, valentía y servicio, porque de ello depende la vida, la humanidad.

Ahora el cuaderno de mis anotaciones, torna a la seguridad de los más queridos, de la/s FAMILIA/s y agradece, todas las acciones ejecutadas por esta/s, para su resguardo y salvación, siendo el distanciamiento social y el encerramiento habitacional, la única vía para erradicar definitivamente la cíclica pandemia correspondiente al siglo XXI, que deja un amargo sabor a los vivientes y una enseñanza muy clara, sobre el nuevo comportamiento de la humanidad, para lograr un mundo más humano.

Ahora el cuaderno de mis anotaciones, enaltece la labor de nuestro pueblo y su REVOLUCIÓN, que día a día enfrenta situaciones complejas, preocupantes, a todo nivel y como héroes dan la talla por el bienestar de su nación, guiados por DIOS, CHÁVEZ y un excelente hijo de esta PATRIA, como lo es NICOLÁS MADURO MOROS, Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, y su gran equipo de gobierno, quienes han sabido encaminar con verdadera HUMANIDAD, los destinos del país, ante tanta arremetida malévola interna y externa.

Definitivamente, saldremos victoriosos de todas estas circunstancias adversas, y como pueblo de LIBERTADORES, seguiremos demostrando al mundo, que SÍ ES POSIBLE el socialismo incluyente y amoroso.

Carlos G. Lebrún Arvelo