Telesur: 15 años visibilizando la lucha de los pueblos

0

Telesur arribó a sus 15 años de fundada el pasado 24 de julio. Telesur, multimedio de comunicación latinoamericano de vocación social, nació con la orientación de liderar y promover los procesos de unión de los pueblos del Sur y se transformó en un espacio y una voz para la construcción de un nuevo orden comunicacional.

Su visión no ha sido otra sino ser un multimedio y multiplataforma de servicio público con cobertura global que produce y divulga contenido informativo y formativo para una base de usuarios amplia y leal con una visión integradora de los pueblos.

Patricia Villegas, su presidenta, conversó con nosotros de una manera fresca, con la entereza y el compromiso de quien lidera los destinos de una empresa entregada a la visibilización de las minorías, de los pueblos, de todos los que en cualquier lucha del planeta libran una batalla contra el poder hegemónico, contra el capital, contra los sistemas totalitarios y sobre todo contra la desinformación.

Telesur salió al aire

Somos una iniciativa geoestratégica y comunicacional de los comandantes Hugo Chávez y Fidel Castro, nuestros padres –nos comenta Villegas– los padres de Telesur. Este canal sale al aire por primera vez desde el Teatro Teresa Carreño de Caracas en Venezuela. Su consejo asesor estaba conformado en ese momento por figuras como Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, y el periodista Ignacio Ramonet. Nuestra planta encierra un concepto geopolítico que promueve la lucha de los pueblos por la paz, por su autodeterminación, por el respeto de a derechos humanos y la justicia social. En 15 años hemos logrado el objetivo de convertirnos en la voz y la imagen que refleja y visibiliza la realidad de los pueblos.

— En 15 años Telesur ha presenciado y registrado las grandes batallas de los pueblos del mundo. ¿Qué ha sido lo más significativo en este tiempo?

— Ha sido un tiempo de grandes intensidades. Telesur realizó una cobertura exclusiva en el operativo humanitario de liberaciones unilaterales de retenidos por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). En ese escenario colocamos por primera vez las cámaras del lado de las víctimas, fue un acto muy subversivo para la institucionalidad y lo sigue siendo, hemos tenido una posición consecuente con el conflicto colombiano y la historia demuestra que nuestra posición editorial y el lugar donde hacemos periodismo tiene que ver con la realidad.

Telesur estuvo presente en importantes coberturas, como el ataque al campamento de las FARC, donde murió Raúl Reyes, miembro del Secretariado de esa agrupación.

La cobertura del golpe de Estado en Honduras al entonces presidente Manuel Zelaya sella a Telesur como canal de noticias internacional. Allí, en ese escenario, fuimos el único medio que transmitió al mundo lo que estaba ocurriendo.

—¿Y en el resto del mundo?

—A través de las cámaras de Telesur en Trípoli, Libia, en pleno proceso de invasión a ese país, se pudo contar la historia que estaba siendo invisibilizada. El relato hegemónico de los medios en ese momento era que Gadafi estaba bombardeando a su pueblo. Telesur llegó a una Trípoli que no había sido bombardeada y en la que, por el contrario, la gente estaba participando activamente en la plaza de esa capital.

Lo impresionante fue llegar como televisora a Trípoli después, en plena invasión. La osadía de tener que pasar a nuestro corresponsal por un barquito y que este lograra llegar a la ciudad. Luego ser detenido junto al camarógrafo y un diplomático venezolano. Ser atropellados y estar varias horas detenidos y amenazados. Saber que el trabajo muchas veces esta tan cerca de la muerte y de igual manera poner todo el corazón en ello.

— La expansión de Telesur?

— A partir del año 2014, Telesur se convierte en un medio multiplataforma, con su página web y el ingreso a las redes sociales.

La señal de Telesur se amplió a 123 países de Europa, Oriente Medio y parte de África debido a su incorporación al satélite Hotbird. Eso fue vital para visibilizar nuestra señal en el mundo.

—¿Conquistar otro idioma?

—Se inaugura la página web de Telesur en inglés, con un equipo profesional que lleva adelante el reto de llegar a la audiencia angloparlante. Apostando a una programación multimedia de calidad en inglés y español.

Doce horas de programación continua para nuestro público angloparlante e innovadoras propuestas en nuestra plataforma en español ponen a Telesur al alcance de millones de personas con solo un click.

En nuestra producción de contenido hemos apostado a hechos fundamentales: las imágenes inéditas de las liberaciones unilaterales de las FARC; el Golpe de Estado en Honduras; las grandes movilizaciones en Madrid; las movilizaciones de Chile y Ecuador, y la amenaza de invasión.

Ha sido característica nuestra realizar la crónica, el reportaje de otros relatos que tienen de verdad el color de procesos vividos y desarrollados por los pueblos.

—¿Lo más difícil dentro del punto de vista humano que te tocó vivir como periodista?

—El golpe de Estado de Honduras. Vivir esos acontecimientos desde el lado de las víctimas. Sufrir el atropello a nuestros periodistas. Adriana Sívori, José María Díaz y Larry Sánchez fueron secuestrados el 28 de junio y llevados por la fuerza a Inmigración. Luego todo el acompañamiento que se hizo a Zelaya los días siguientes al golpe.

—¿Cuál ha sido el trabajo más difícil en estos 15 años de accionar?

—La cobertura más compleja que pueda decir que se ha realizado en estos 15 años de trabajo ha sido la batalla librada en el puesto fronterizo colombo-venezolano. Cuando, con la excusa de querer introducir ayuda humanitaria de manera forzada a Venezuela, se organizaba una invasión a Venezuela por parte de fuerzas externas al territorio venezolano para desestabilizarlo, para generar una guerra civil, para derrocar al presidente Maduro.

Estar en ese escenario. Constatar el arsenal con el que contaban para el desarrollo de la guerra informativa. Ver cómo ellos como fuerzas invasoras habían quemado los camiones sobre el puente y cómo informaban al mundo que los hechos que ocurrían eran generados por parte de los venezolanos.

Ver toda la tecnología y recurso de los que disponían para montar toda una matriz con los fake news.

A Telesur le tocó construir una narrativa que presentara los hechos tal cual como habían sucedido y sufrir el atropello, el acoso, el abuso. Allí Madelein García, junto a nuestro equipo, desarrolló una cobertura fundamental para desmontar esa farsa.

Después de eso, tener la satisfacción de ver cómo la información que habíamos logrado recoger y difundir terminaba devolviéndonos la verdad y dándonos la razón, fue una de las cosas más complejas pero también más satisfactorias.

Telesur antes y después del Comandante Chávez?

—No existe un antes y un después del Comandante Chávez. Él es una fuerza, una vida, una ética de pensar, de sentir que nos acompaña y nos orienta en este trabajo.

Uno de los eventos más dolorosos, pero también más emocionante, más vivo que nos tocó cubrir fue su velatorio.

Registrar a ese pueblo en las calles ofrendando al Comandante. Rindiéndole honores. Un país, un continente conmovido.

Desde aquí es posible visibilizar la lucha de los pueblos del mundo más allá de cualquier amenaza.

—¿El crecimiento de Telesur en el mundo cómo ha sido?

—La expansión del canal en lengua inglesa a partir de 2014 nos permitió llegar a gran parte del planeta, a distintos públicos, culturas y pueblos, Somos un canal de noticias que combina la respuesta ágil, rápida, el otro punto de vista, las otras historias que no cuentan los medios internacionales, con el análisis, con el contexto, con la opinión y esta es la guía fundamental para todos los proyectos de Telesur en español, en inglés.

—¿Cuáles son los nuevos desafíos de Telesur frente a la pandemia del covid-19 en el mundo?

—Hemos aprendido una cantidad de términos hoy. Todavía estamos tratando de aprender lo que será la nueva normalidad.

Pero la pandemia es hoy un riesgo real para la humanidad y para Telesur en todo el mundo.

Por eso hoy nos preocupamos en cómo cubrir los hechos sabiendo del peligro al que se exponen nuestros corresponsales, nuestros periodistas.

Hemos construido un periodismo cooperativo, colaborativo y un periodismo comunitario, debemos apoyarnos en todas las posibilidades para llegar a todas partes del mundo y desde todos los lugares continuar visibilizando la realidad de los pueblos, pero las vidas de nuestros periodistas debe resguardarse y allí debemos ser cuidadosos.

—Telesur y su futuro, la posteridad, el devenir?

—Lo más importante para la historia de las comunicaciones es que Telesur resguarda un gran archivo de los grandes acontecimientos de la humanidad vistos desde sus pueblos, con sus pueblos como protagonistas, con las minorías como protagonistas de esos hechos. Ese archivo, esa gran cantidad de registros es de suma importancia para hacer una lectura crítica y objetiva de la historia mundial en los últimos 15 años.

—El futuro y la planta televisiva?

—Telesur inauguró el pasado 27 de enero de 2020 en la ciudad de La Habana, el Centro de Producción de Contenido, que viene a fortalecer el desarrollo de nuestra planta. Este centro tiene entre sus tareas la producción de noticieros en inglés, cápsulas informativas, documentales y programas de opinión que garantizan la información dirigida a todo el caribe y a unos 12 países del África.

En esta acción integramos a La Habana a un sistema de producción de contenidos de todo el continente. Con esta medida se va a reforzar profundamente el alcance de nuestra planta en el mundo.

—De los reconocimientos internacionales que ha recibido la planta, ¿cuáles puedes destacar?

—Hemos recibido con profundo orgullo la orden Rubén Darío, como reconocimiento a la labor de nuestra planta en el mundo, y ahora en este año 2020 acabamos de recibir de manos del presidente Nicolás Maduro Moros la Orden Francisco de Miranda en su primera clase.

Todos estos reconocimientos nos comprometen más con nuestro trabajo y con los pueblos del mundo.

—¿Cómo se siente la familia Telesur en sus 15 años de fundada?

—Lo más importante de todo es saber que para el desarrollo y ejercicio de nuestras labores contamos con un equipo de trabajo a los cuales expreso mi reconocimiento, formado por profesionales, corresponsales, periodistas, equipo técnico de producción, de atención, con una ética de trabajo, con una mística, con un espíritu, una entrega al trabajo y sobre todo con una valentía que garantiza que nuestra planta esté del lado de los pueblos, de sus luchas y sus logros en cualquier parte del planeta.

Nacimiento de Telesur

> “Uno oye Telesur y es como una música divina, una música del alma. Cuántos años con estas ideas, no solo nosotros, creo que antes que tú nacieras, y a lo mejor antes que yo naciera, ya había gente aquí en el mundo y en América planteando ideas como Telesur”.
Hugo Chávez en entrevista con Telesur el 2 de noviembre de 2005.

> “Telesur es una trinchera de ideas. Los sueños y la semilla sembradas por Chávez proseguirán germinando bajo el compromiso que le vio nacer como puente en el proceso de integración de América Latina y el fomento de la unidad necesaria de nuestros pueblos”.
Fidel Castro, en Carta a Telesur el 22 de julio de 2015.

> “La televisora fue una idea conjunta de los líderes Hugo Chávez, de Venezuela, y Fidel Castro, de Cuba. Su nacimiento coincidió con el 222 aniversario del natalicio del Libertador Simón Bolívar. 15 años después, Telesur tiene un público potencial de más de 400 millones de telespectadores en América Latina, Europa, Oriente Medio y África, gracias a su posicionamiento en los principales satélites del mundo”. Portal Telesur

Biografía Mínima

Nació en Cali, Colombia. Se graduó en la Universidad del Valle como Comunicadora Social y llegó a Caracas para trabajar en el canal que hoy dirige, creado por el Comandante Hugo Chávez en 2005.

Se inició como presentadora de noticias, y en enero de 2011 fue designada como presidenta de la Nueva Televisión del Sur (Telesur), por Andrés Izarra, para entonces ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información de Venezuela. Dentro de sus labores como periodista de Telesur destaca la cobertura del golpe de Estado al presidente Zelaya en Honduras en el año 2009.

Ciudad Ccs/José Javier Sánchez