Un viaje por la paz

0

Audio. Uno dice: –“En la vida hay diálogos que son de película…” y el otro le responde: –“Y en el cine hay películas que son de diálogos”. Se escuchan fuertes truenos y aparece una tormenta que obliga a los dos adversarios políticos, protagonistas de la película y del Proceso de Paz en su país, a tener que viajar juntos en una camioneta por varias horas. Y arrancan: Pese a todos sus dispositivos de lujo, el viaje por la paz tiene el trayecto, origen y destino de una clásica road movie, que nos muestra que si bien alguna vez el cine fue mudo, hoy tiene mucho para decir. Y más para escuchar. Km 1: Durante el viaje, cada uno habla bien de sí mismo y no para de acusar al otro de ser el verdadero culpable. El líder político Unionista ve al líder del Sinn Fein como un verdadero terrorista y asesino, y viceversa.

Km 20: Accidentalmente, o por estar distraído espiándolos, el conductor se lleva por delante a un ciervo, y se les espicha un caucho. Hay que cambiarlo. Y mientras, ellos siguen en lo mismo, emitiendo sonidos, pero nada más. En un raro momento de silencio, el revolucionario levanta una piedra para terminar con la agonía del animal herido. Pero no puede. Ya van demasiadas muertes. Y ante su enemigo admite ser el responsable de una terrible masacre, al haber ordenado por error el bombardeo y muerte de numerosa población civil en las calles de Belfast. Igual, con el tremendo peso en su conciencia, hay que seguir caminando. Km 30: Se quedan sin gasolina en la camioneta y en sus monólogos. Km 45: Inesperadamente el Unionista sufre un ataque de angina de pecho. Y también inesperadamente, su enemigo siente que quiere ayudarlo, le alcanza sus medicinas y hasta lo tranquiliza.

Km 60: el Unionista en su turno de confesión de culpas, dice que toda su vida había querido ser visto como un mártir político, pero había llegado a la vejez sin haber probado nunca su verdadera valentía. El revolucionario le asegura que si el Proceso de Paz llega a tener éxito, ellos iban a ser vistos como unos débiles que habían cedido ante el otro, y como unos cobardes y hasta odiados por su propia gente. Y que para atreverse a lograr la paz había que ser muy valiente. Llegan al final del viaje, se insultan un poco, y se dan la mano: El Proceso de Paz estaba sellado. Y también en un excelente proceso de actuación para dar vida a estos personajes, aplaudimos a los ingleses Colm Meaney y Timothy Spall.

Un Viaje a la realidad: Irlanda, año 2007 es cuando el líder Unionista, Ian Paisley, y el líder del Sinn Fein, Martin McGuinness, juran sus cargos como primer y viceprimer ministro de un mismo gobierno. Un viaje de película, en el 2016 fue presentada en el ya consagrado y consagratorio Festival Internacional de Cine de Toronto. Y después también viajo para ser vista en el Festival Internacional de Cine de Venecia. Corte a agencia de viaje que ofrece pasajes Noruega-Venezuela sin escalas. Dice que todavía quedan asientos disponibles para hacer un verdadero viaje por la paz: 100% libre de odios, manipulaciones y otras pestes.

Diego Fresán