AfroUrbe | Días para celebrar y honrar a la mujer africana y a la mujer afrodescendiente

Mónica Mancera-Pérez

0

Un viento dulce repica en mis cabellos
meciendo el alma profunda de mi abuela negra,
me peina desordenadamente y me invita a
cimarronear la tarde, el día y la noche entera
Solciré Pérez

El sábado 25 de julio, el mismo día del cumpleaños 453 de Caracas y del Día fuera del Tiempo Maya, se cumplieron 28 años de la reunión en República Dominicana de 400 mujeres de 32 países de Latinoamérica y El Caribe en un congreso enfocado en generar un cambio significativo para la mujer afrodescendiente.

Desde ese entonces, cada 25 de julio se conoce como el Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente; también como Día de la Mujer Afrolatina, Afrocaribeña y de la Diáspora.

En la Caracas AfroUrbe se encuentra el Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños, bajo la dirección del profesor y escritor Reinaldo Bolívar. Para celebrar la visibilidad de la mujer afro, se creó la Cátedra de Mujeres Negras y Afrodescendientes del Sur Global. Con el objeto de contribuir a la reafirmación de las mujeres africanas y Afrodescendientes del Sur Global; como actoras importantes en el desarrollo cultural, económico, histórico, político y social de sus países y del mundo.

La Cátedra estará bajo la responsabilidad del colectivo Trenzas Insurgentes y el Cumbe de Mujeres Afrovenezolanas, representadas por Beatriz Aiffil y Nirva Camacho; con especial participación de nuestra María León.

Esa Cátedra irá más allá de la esquina de Gradillas, se expandirá por América Latina, el Caribe y África. Es fruto de largo recorrido para darnos lugar; prueba de ello es que ya en 1992, Nirva Camacho y otras compañeras desarrollaron la revista Mujeres Negras; pertenecía a la primera organización de mujeres negras de Venezuela, la “Unión de Mujeres Negras”, de la que Argelia Laya también fuera parte.

Así como se da este hecho histórico en nuestra AfroUrbe, los encuentros en tiempos de pandemia siguen vigentes; hermanadas a través de aplicaciones de mensajería instantánea. En ese sentido, tuvimos una semana llena de poesía; de visibilidad de la producción de cada una, de nuestra creatividad en estos tiempos, porque formamos un entramado de sabedoras y muy valiosas.

Cerramos el viernes, con miras a seguir cultivando sororalmente este espacio. Tomo las palabras de Merlyn Pirela, propiciadora de este encuentro: “Para hablar de nosotras con confianza, hablar de nuestras formas, del guarapo pa’ curar, pa’ sanar; (…) escuchar las voces de otras mujeres que comparten nuestra historia de lucha, la más sentida para cada una (…) de lo orgullosa que cada una está de nuestra herencia, de nuestras raíces, de nuestros ancestros, de nuestras abuelas, es un bálsamo para el alma, que nos reconforta para seguir avanzando en la vida”.

Ese bálsamo del 31 de julio coincidió con el Día Internacional de la Mujer Africana, reconocido en esa fecha desde 1962. Año en el que –de acuerdo con Yasmín Corrales González–, en Dar-Es-Salaam, (Tanzania): “Mujeres luchadoras, activistas y empoderadas en la liberación del yugo colonial y la descolonización, acogidas por el líder panafricanista Julius Nyerere (primer presidente de Tanzania), venidas de toda África se reunieron masivamente para crear la primera organización continental de mujeres: Conferencia de mujeres africanas (CFA). Esta organización contribuyó en lo internacional a forjar un enfoque de los derechos de las mujeres. Fue la primera organización continental y además la primera panafricanista”.

También el viernes 31, desde Escuela Herencia Catotá, en nuestro Juan de las 13 Lunas –del que les hablaré en otra edición de AfroUrbe–, por causalidad repicamos en honor a la energía femenina; incluso desde los tamboreros en reconocimiento de su feminidad en el desarrollo del tambor. En el toque, la energía de Oshún se hizo presente; mis manos por vez primera improvisaron para hacer tangibles nuestras energías ancestrales; las que nos anteceden y muestran los caminos por venir en el fluir latinocaribeño de nosotras en el mundo.

Felicitaciones Merlyn, Beatriz, Nirva, por sólo nombrar a tres de tantas que han hecho, hacemos y seguiremos haciendo continua y permanentemente. Y así se cierra y se abre, continua y fluida, una semana en las acciones de las mujeres, hacedoras de vidas.

Sigamos impulsando el día de nuestro tiempo, honrando atemporalmente nuestros ciclos. Somos amor, inspiración del mundo. Somos Mujer Tambor. Sigamos hilándonos como fuentes de ríos. Somos latir del mundo.

Mónica Mancera-Pérez | @mujer_tambor