Ni un general

0

El hombre de Washington contra Caracas, Elliot Abrams, estaba presente y escuchaba lívido. El senador Chris Murphy, para nada amigo de Venezuela, exteriorizó en el Congreso de EEUU que las acciones para derrocar a Maduro han sido vergonzosas.  Reveló que montaron la autoproclamación de Guaidó,  la mampara de la “ayuda humanitaria” y el golpe  de abril “que nos estalló en la cara porque ningún general nos apoyó –ni uno- y permanecieron al lado de Maduro”. El libro  de John Bolton quedaba pálido. Echó al pajón a una oposición mediocre y al mismo Abrams. Ridiculizó al “gobierno del interino” y a su insólito “líder”.

El senador Murphy no entiende –ni Abrams se lo explicó- por qué los generales venezolanos exclaman: “¡Leales siempre, traidores nunca!”

Earle Herrera