Bernabé sadicón

0

O satiricón, si Fellini lo permite y nos perdona.  Bernabé conoce las debilidades ero-políticas del adeco medio y las excita con sadismo calculado. Un filósofo del buró sindical las resumió en parábola: “A mí que me pongan donde haiga”. Eso de decirles a los  “compañeritos” que pueden ser diputados, alcaldes o gobernadores en 2021 es una insufrible tentación  para los hijastros de Rómulo. Bernabé disfruta ofreciéndoles cargos y después alejándoselos. El militante tentado saliva, sufre   y grita: ¡Al carajo  Ramos Allup, que no tiene nada que ofrecer! Andrés Eloy Banco metaforizó que   frente al cargo bajito todo adeco  se siente “como el niño pobre ante el juguete caro”, ¡uf!  Bernabé está gozando una bola blanca y Ramos Allup lo sabe.

Earle Herrera