REDH apoya propuesta que declara 9 de agosto «Día de los Crímenes contra la Humanidad de EEUU»

0

La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad (REDH), Capítulo Venezuela, ante una nueva conmemoración por las bombas nucleares lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki, por parte de la Casa Blanca, apoyó la propuesta de declarar el 9 de agosto como el Día de los Crímenes contra la Humanidad de Estados Unidos.

Mediante un comunicado, la REDH, recordó cómo la Fuerza Aérea de EEUU, exterminó en una milésima de segundo de cerca de un centenar de millares de víctimas, en su inmensa mayoría no combatientes, sobre estas regiones japonesas.

Por otra parte, condena la decisión estadounidense de, a pesar de haber verificado los devastadores efectos de la nueva arma, insistir el día 9 de agosto de 1945 con un segundo ataque contra la ciudad de Nagasaki, incinerando una cantidad equivalente de civiles no combatientes, refiere.

Señala, que ambos crímenes fueron solo culminación de la táctica iniciada por los Aliados de decidir la guerra mediante bombardeos incendiarios masivos contra la población civil de urbes en su mayoría sin objetivos estratégicos.

Asevera igualmente que reportaron pérdidas de vidas equiparables en cada ataque contra las ciudades de Bremen, Hamburgo, Dresden, Nagoya, Kobe y Kioto, «a los cuales retalió el Eje con ofensivas similares contra Coventry, Liverpool y Londres».

La Casa Blanca, usa un nuevo método

Asimismo, recalca, que la administración de la Casa Blanca, usa un nuevo método; doblemente destructivo como son las llamadas sanciones, mediante medidas coercitivas y unilaterales (bloqueo económico) a naciones que considera enemigas si no se someten a sus designios.

«La prolongación de dicha táctica en las medidas criminales que adoptan Estados Unidos y sus cómplices sofocando a poblaciones enteras mediante bloqueos militares, financieros, económicos y diplomáticos a objeto de que el lento exterminio provocado por la depauperación y mortandad masiva de los pobladores determine el colapso de sus gobiernos», refiere.

«Tanto los crímenes de guerra señalados, como la posterior escalada en número y potencia de las armas atómicas, forman parte de una política delictiva que consiste en tratar de resolver conflictos políticos y bélicos mediante el castigo masivo, sistemático y brutal contra poblaciones civiles desarmadas e indefensas, en virtud de la cual, según señala el experto en estrategia Robin Clarke en The science of war and peace, en la II Guerra Mundial siete de cada diez bajas fueron no combatientes», sostiene el texto publicado en el sitio web de la REDH.

Finalmente, reitera la necesidad de unir esfuerzos, en aras de proteger a la región de eventos guerreristas, una zona declarada de paz, pese aún a las brechas entre ricos y las clases más desposeídas.

«Por las razones expuestas, apoya categóricamente la propuesta de declarar el 9 de agosto como el Día de los Crímenes contra la Humanidad de Estados Unidos», enfatiza el comunicado.

Ciudad CCS / AVN