CARACAS CIUDAD CARIBE | Saludo a Eusebio Leal, cronista de La Habana

0

Eusebio Leal fue un patriota, un intelectual revolucionario de primera línea, comprometido con el destino de Cuba y con la historia de su amada ciudad, La Habana. Su partida hacia mundos ignotos, deja un gran vacío en la cultura mundial y particularmente en la de Nuestra América. Eusebio le dio a la función del cronista de la ciudad, una dimensión novedosa: convertir la materialidad urbana en una crónica de la memoria histórica de la ciudad, La Habana, en particular. Tuvimos la oportunidad de encontrarnos en diversos eventos científicos y académicos celebrados en La Habana y cruzar algunas ideas sobre la investigación de los procesos urbanos en El Caribe, tema que ya habíamos venido trabajando con colegas arqueólogos de República Dominicana que investigaban construcciones coloniales en la ciudad de Santo Domingo.

En 1986, en ocasión del II Encuentro de Intelectuales de América Latina, y luego en 1991, cuando fuimos invitados a dictar una serie de conferencias sobre Arqueología Social en la Academia de Ciencias de Cuba; y finalmente en 1992, para la celebración del II Congreso Latinoamericano de Sociología, aprovechamos estas oportunidades para seguir los pasos del proyecto de historia urbana y de restauración patrimonial que adelantaba el cronista de La Habana. Siguiendo con aquellas ideas, ya en 1987, durante el proceso de restauración del edificio del Palacio de las Academias de Caracas, habíamos llevado a cabo excavaciones arqueológicas en el Patio Rojas Paúl. Ello nos permitió ubicar una capa de basura arqueológica de 2.60 m. de espesor, de los siglos XVI-XVIII, que descansaba sobre un nivel de ocupación humana originaria caribe fechado por C14 en 1300 años después de Cristo, lo cual nos abría una novedosa perspectiva para estudiar el proceso histórico urbano caraqueño. Ello nos estimuló a seguir adelante con la preparación del proyecto. En ocasión de nuestro regreso a La Habana en 1991, luego de haber estudiado extensa e intensamente la arqueología de la formación precapitalista venezolana entre 1960 y 1990, ya teníamos en mente la idea de organizar un proyecto que estudiase arqueológicamente el proceso del urbanismo temprano de Venezuela, la formación capitalista nacional. Así tuvimos la oportunidad en 1991 de exponer nuestras ideas en la Academia de Ciencias de Cuba ante un grupo de arqueólogos e historiadores donde se encontraba nuestro gran amigo y camarada Antonio Núñez Jiménez. Como conclusión del evento fuimos a visitar la Oficina del Cronista de La Habana, particularmente el laboratorio de arqueología así como varios proyectos de restauración de edificios de habitación de La Habana Vieja. Nos impactó la filosofía social que respaldaba los proyectos de restauración. A diferencia de la concepción de la restauración en boga en Venezuela, interesada particularmente en restaurar iglesias en tanto que representaban obras de arte de la arquitectura colonial, en el caso de La Habana se trataba de viviendas habitadas por gente común que también participaba del proceso de restauración. Decidimos aquel año iniciar formalmente en Venezuela el Proyecto de Arqueología Urbana centrado en tres ciudades: Caracas, Santo Tomé y Maracaibo, con la ayuda de nuestros estudiantes de pregrado y posgrado de la UCV, ULA, LUZ y de instituciones como la Academia Nacional de la Historia, Fundapatrimonio y el Instituto Nacional del Patrimonio Cultural, proyecto científico culminado… por ahora…

La inspiración que recibimos de la obra llevada a cabo en La Habana por Esusebio Leal fue fundamental para nosotros. Intentamos asociar la investigación arqueológica como método para documentar los edificios a ser restaurados, pero solo tuvimos un éxito relativo. Tratar de cambiar las políticas oficiales de cultura como arte para orientarlas hacia el estudio científico de la manera como viven las y los venezolanos, requiere de un apoyo político que nosotros no hemos logrado todavía.

Eusebio tenía el apoyo de Fidel y era considerado como el adalid de una política cultural de Estado centrada en la historia del pueblo cubano como arma para la liberación nacional.

Desde la Oficina del Cronista de la Ciudad de Caracas, saludamos su obra inmortal.

Caracas 4 de Agosto.

Mario Sanoja Obediente e Iraida Vargas
Cronistas de Caracas