Gobierno y FAO activaron plan de recuperación de huertos familiares en Mérida

0

Un grupo piloto de familias campesinas de Mérida recibió una dotación de semillas y de bioinsumos, para la activación de huertos agro-productivos en los municipios Rangel, Cardenal Quintero y Miranda del eje territorial Páramo del estado andino.

El aporte de simientes e insumos fue entregado por representantes de la Corporación para el Desarrollo Científico y Tecnológico (Codecyt), y de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), entes sumados en cooperación bilateral, para impulso de la productividad durante la actual pandemia de Covid-19.

«En Mérida, hay todo un tejido social fortalecido», expresó el coordinador del Programa de Resiliencia de FAO, en Venezuela, Lenín Gradiz, citado este sábado, en un informe de la Unidad Territorial (Mérida) del Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología.

Esta fase de lanzamiento del plan de cooperación beneficia a 45 familias de agricultores, con el suministro de semillas para la siembra de quinua, maíz blanco, trigo, amaranto, arvejas, habas, acelga, apio España, calabacín, cebollín, cilantro, lechuga, perejil y rábano, en más de 4 hectáreas de huertos domésticos.

Al respecto, el vocero de la FAO pidió que la capacidad organizada de estos campesinos acompañe dinámicas productivas en otros territorios, no solo durante la pandemia de Covid-19, para que se mantengan y prosperen en el tiempo.

Las familias también recibieron una dotación de fertilizantes para floración, repelentes, hormonas de crecimiento y abono, esenciales para prosperidad de los cultivos, labor que impulsarán bajo enfoque integral agroecológico, combinando el saber popular ancestral y el conocimiento académico.

Por su parte, la científica y agricultora de la red de Productores Integrales del Páramo (Proinpa), Caroly Higuera, destacó la importancia de organizar redes campesinas.

«No hay tiempo para la desesperanza. El trabajo del campo no se detiene. Aquí en los páramos, estamos comprometidos con el rescate de semillas y la biodiversidad. La semilla es vida y es nuestro mejor patrimonio para mantener la lucha», sostuvo la activista.

Ciudad CCS / AVN