PUNTO Y SEGUIMOS | Que siga la novela

Mariel Carrillo García

0

Perdonarán que, nuevamente, tenga que escribir sobre la oposición. Confieso que todas las semanas me siento a construir esta columna, y cada vez digo lo mismo antes de comenzar: “no voy a escribir más de política. Hoy será distinto. Hablaré de libros, de música, de comida, cualquier cosa menos política. Estoy harta. Hay saturación con el asunto y este es un país lleno de expertos, y bla bla bla”. Es entonces cuando reviso –por costumbre– medios como «El Nacional». Y ahí ya no puedo más. A rodar por el lodazal.

En el capítulo de esta semana, la perita de boxeo ya no fue Juanito, sino Henrique. El hombre, según ellos, se les volvió loco. Al menos eso es lo que cuenta Freddy Guevara, quien –modo Adriana Azzi activado– vaticinó que será el nuevo traidor, el nuevo Henry Falcón de la derecha, el rompedor de la férrea unidad de la comunidad alacránico-democrática. Y a los traidores no los quiere nadie. Te lo dice un dirigente de Voluntad Popular.

María Corina -personaje antagónico por excelencia– también se pronunció y dijo que Capriles es aliado del régimen y aprovechó para echarle el carro de que es él el verdadero enemigo de Juan y no ella. Ella simplemente se molesta con Juanito porque se quiere quedar transitoriamente para siempre como presidente de emergencia, hablando de consultar no sé qué a la ciudadanía (porque la adalid de la democracia sabe lo que la gente quiere sin preguntarle) y sobre todo, porque no termina de cumplirle el sueño de solicitar una invasión extranjera. Ustedes dirán lo que quieran, pero Maricori se ha aferrado a sus ideas y anhelos durante toda esta historia. Los demás son unos guabinosos.

Personalmente, me gusta más cuando pelea Maricori o Henry con cualquiera, porque Guevarita es así como gris. Mediocre pues. Olvidable si no fuera porque le encanta hacer maldades fascistas de esas imprescindibles en su tolda. En fin. Volvamos a Capriles. Bueno, su querido Primero Justicia –la directiva “legítima” no la otra- sacó un comunicado amenazando con botar a cualquier militante de la noble institución que decida participar en las parlamentarias de Maduro. ¿Les parece que lo vivieron antes? Les doy pistas: Nido de Paloma, Bernabé, blanco, “hasta que se muera”. Convengamos que ahí en la opo los guionistas no son muy brillantes.

La cosa es que aunque Henriquito tiene cara de pánfilo, no lo es tanto, se adelantó a los comunicados y con su nuevo partido “La fuerza del cambio” inscribieron una chorrera de candidaturas, eso sí, eso no lo dijo él, sino Diosdado, que está muerto, así que no se confíen mucho.

En resumen: Juanito sigue echándole un camión para quedarse en el eterno interinato con firma autorizada para el desfalco, los “27 partidos de la oposición” están fuertemente unidos por las órdenes de Washington y no irán a las elecciones, Capriles y otros sí lo harán para ver si agarran algún cargo real en un parlamento real, aunque para ello deban soportar las volteadas de ojos de sus pares, y bueno, en paralelo estarán todos conspirando como siempre, para no perder la costumbre. Prometo que cambiaremos de tema cuando cese la usurpación. O no.

Mariel Carrillo García