Carlos Lanz: ¿Desaparecido o secuestrado?

0

 

A Carlos Lanz lo buscaremos hasta debajo de las piedras, de ser necesario. Foto Javier Campos

¿Dónde está Carlos Lanz? Es la interrogante que, desde el pasado 8 de agosto, se han hecho sus familiares y la opinión pública. Este lamentable y extraño suceso ha activado a cientos de organizaciones sociales nacionales e internacionales con comunicados, actos, campañas en los medios, redes, a funcionarios de seguridad y movimientos sociales que se encuentran en la búsqueda del militante revolucionario.

Carlos Lanz desapareció de su residencia ubicada en el estado Aragua. Su teléfono celular tuvo conectividad dentro de su casa a las 11:30 am de ese día y luego ya no volvió a activarse. Su esposa informó que ese día, sábado 8 de agosto, salió de su vivienda a las 8:30 de la mañana y dejó a su esposo durmiendo. A las 11:30 de ese amanecer, aproximadamente, la hija, que estaba en la misma casa, salió de su habitación y se percató de que su padre no estaba, lo que le pareció muy extraño, pues nunca salía sin avisar y menos en la situación de pandemia.

Según lo que refieren sus familiares, Carlos utilizó su computadora alrededor de las 9:00 am y a las 11:00 am ya no estaba en el lugar, había salido sin tocar su desayuno ni tomar su medicamento, cosa que ellos califican como completamente irregular.

Diversidad de hipótesis

No hay rastros ni explicación alguna, pero sí una serie de hipótesis o conjeturas en torno a este hecho: puede haber sufrido un accidente, haber sido asaltado o algo semejante; también se cree que pudo haber sido sacado de su casa sin ningún signo de fuerza.

Opinadores y usuarios de las redes sociales también han publicado diferentes conjeturas, entre las que se encuentra que al ser paciente diabético podría haber sufrido un coma en la calle y sido trasladado a un centro de atención hospitalaria. Sobre esto su hijo Alex señala: “Supongamos que fuera verdad lo de la diabetes, mi papá no es un tipo que se iba a ir sin avisar, porque él es muy disciplinado”.

Otro de los supuestos es que dada su avanzada edad haya sufrido un episodio de pérdida de la memoria, como consecuencia en un repentino ataque de Alzheimer. “Aunque es humanamente viable por su edad, lo dudo, porque un señor que acaba de escribir un artículo como el que escribió semanas antes de su desaparición, tampoco es que se iba a volver loco de un día a otro”, refutó Alex a través de su cuenta en Twitter, quien aclara que su padre, con 76 años, “es una persona intelectualmente con todas sus capacidades”.

Secuestro por razones políticas

Dado que no hay una hipótesis oficial al respecto y a su condición de militante de izquierda, y de denunciante de las estrategias empleadas contra Venezuela, sus familiares no han dudado en señalar que se trata de un secuestro por razones políticas. Durante años, Carlos Lanz ha desarrollado una amplia investigación acerca de la guerra de EEUU contra Venezuela. Ha hablado de “guerra híbrida”, “proxy war” y últimamente se había concentrado en las “operaciones especiales” de las fuerzas militares secretas norteamericanas. En sus últimos artículos describió los métodos utilizados, entre los que destacan: “Inducir deserciones y divisiones en las fuerzas armadas y en la seguridad de Estado; infiltrar y posesionar los equipos de fuerzas especiales; entrenar y dotar de armamento, al igual que apoyo logístico a las fuerzas oponentes, etcétera”. Es posible que el sociólogo haya descubierto o identificado en el terreno algo de lo que ya había alertado en su investigación.

“De que existe una acción política detrás de su desaparición, existe, porque si alguien se ha encargado de denunciar las operaciones de guerra no convencionales, es mi papá”. Lanz concentró gran parte de sus investigaciones recientes a la penetración imperial hacia Venezuela por el eje Cúcuta-Catatumbo, con el apoyo de Bases Militares en Colombia, Brasil, Aruba, Bonaire y Curazao, por lo que proponía adoptar la defensa integral de ese corredor como un objetivo vital. Igualmente alertó sobre el empleo de paramilitares, mercenarios y contratistas en operaciones encubiertas con Fuerzas Especiales entre Estados Unidos y Colombia, que incluirían el asesinato, la tortura, las desapariciones, el sicariato y la guerra sucia.

Llama la atención que la desaparición del sociólogo revolucionario se haya producido un día después de que la justicia venezolana condenara a 20 años de prisión por conspiración, asociación para delinquir, tráfico ilícito de armas de guerra y terrorismo a los dos estadounidenses que participaron en la incursión militar fallida “Operación Gedeón” en costas venezolanas. Por todo esto, la familia de Lanz sostiene que éste salió de su casa al ser convocado por alguien de suma confianza, que se lo llevó o lo entregó a otro.

Posición de la Fiscalía General

No obstante, el fiscal general Tarek William Saab, asegura que la hipótesis de secuestro no se ha podido determinar por cuanto las evidencias de las investigaciones no apuntan a este delito. No existe ninguna evidencia criminalística de violencia en su hogar o en el entorno. Hasta el momento se ha demostrado que el profesor Lanz salió de su vivienda de forma voluntaria; además de que no hay testigos, ni se conocen amenazas previas ni contactos posteriores que se atribuyan el hecho de la desaparición.

El fiscal también informó en su cuenta Twitter que se había realizado una solicitud a Interpol Canadá para que emita una notificación amarilla por la desaparición con base en llamadas que ocurrieron hace unos días desde dicho país. “El Ministerio Público y cuerpos de investigación no han escatimado esfuerzo, 24 horas del día desde el hecho, para dar con el paradero”.
______________

*Biografía Mínima

Carlos Lanz nació en Upata, estado Bolívar, el 4 de julio de 1944. Estudió Sociología en la Universidad Central de Venezuela (UCV); luego decidió unirse a las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN). Participó en el secuestro de William Niehous, hecho por el cual fue condenado, saliendo en libertad en 1985. Tras salir de prisión se dedicó a la promoción de la organización y formación de la juventud en la UCV. Con la llegada de Chávez al poder, se convirtió en figura importante para la formación de la Revolución bolivariana. En el año 2005 fue designado presidente de la empresa estatal Alcasa, en ese cargo se mantuvo hasta el 2007. Además de promover la organización de la clase trabajadora y campesina para garantizar la producción, Lanz se ha dedicado a investigar y revelar el nuevo esquema de guerra no convencional que Estados Unidos emplea contra Venezuela. “Proxy war” es el tema al que ha dedicado mayor parte de sus escritos en los últimos años, donde se incluye la fracasada incursión marítima denominada “Operación Gedeón”.
______________

Objetivo de un plan terrorista

Alex Lanz refiere que, dadas las características de la desaparición de su padre, éste ha sido secuestrado por diferentes razones, entre las cuales cabe mencionar las denuncias e investigaciones sobre las operaciones de Estados Unidos, Colombia y aliados externos e internos contra Venezuela; posible información sobre actuaciones de sectores internos en conspiración contra la revolución o sectores interesados en conocer sus fuentes de información.

Aunque Carlos Lanz no es una persona determinante en el Gobierno o con poder de decisión, sí es un referente revolucionario importante; su hijo cree que se lo llevaron para amenazarlo y presionarlo.

Según el educador y oficial retirado William Izarra, Lanz ha caído en un plan terrorista como objetivo de guerra, por ser un factor que le genera temor al imperio o al adversario como fuerza multinacional, por la capacidad que tiene de comprender la racionalidad del adversario y crear alternativas para combatirlo y derrotarlo. “Neutralizar a Carlos resta espiritualidad a los combatientes revolucionarios y a sus colectivos”.

“¿Lo volveremos a ver? ¡No lo sé!, dijo su esposa en un comunicado: “Nos toca buscarlo debajo del mar, en el subsuelo, en las montañas, detrás de las piedras, debajo de los ríos, en las escuelas, en los cuarteles, en las comunidades, en las fábricas, en los pueblos. Sé que allí está mi Carlos, el de Uds., el de todos y todas”.

LUCILA CONTRERAS / CIUDAD CCS