Olga Álvarez: Con el indulto se construyen canales para el diálogo

0

Álvarez recordó que los delitos indultados no prescriben por ser delitos de lesa humanidad

A lo largo de estos 20 años de Revolución Bolivariana, el pueblo venezolano se ha enfrentado a innumerables episodios de violencia que han causado muertos y heridos, provocando dolor y vistiendo de luto a muchas familias venezolanas; estas acciones, nada pacíficas, han sido generadas por algunos sectores de la oposición que han buscado asirse del poder político por vías insurreccionales, pero han fracasado en sus intentos y solo han logrado que algunos de sus dirigentes y simpatizantes sean alcanzados por el brazo de la justicia. Sin embargo, en estas dos décadas de Gobierno bolivariano estos grupos políticos, adversos a la institucionalidad, han contado con la aplicación de la figura del indulto, lo que les ha permitido salir en libertad sin cumplir la condena impuesta por la justicia venezolana.

Para la abogada constitucionalista Olga Álvarez este acto, además de ser un ejercicio de magnanimidad por parte del presidente Nicolás Maduro, es una manera de perdonar las sanciones impuestas por los tribunales.

“Se les disculpa la pena, pero no quedan borrados los hechos. Hay una gran diferencia entre el indulto y la amnistía”, acota Álvarez y destaca que tanto el indulto como la amnistía están contemplados en la Constitución.

“En el caso del indulto es una figura que está contemplada en el artículo 236 de nuestra Constitución entre las atribuciones del Presidente. Es una actividad de tipo administrativo, discrecional del Presidente, que se otorga a personas que hayan incurrido en hechos tipificados como delitos comunes”, precisa la abogada constitucionalista y asegura que se les disculpa, es una conmutación de la pena, del proceso judicial.

Con respecto a la amnistía, Álvarez afirma que a diferencia del indulto es competencia de la Asamblea Nacional y no del Presidente, a menos que sea mediante una Ley Habilitante.

“Fue el caso del 2007. El presidente Hugo Chávez no sólo indultó a una serie de delincuentes comunes, vinculados a actividades políticas y organizaciones con fines políticos; sino que también mediante una Ley Habilitante otorgó una amnistía a aquellos involucrados en actividades preparatorias de Golpe de Estado que no habían sido responsables de violación de derechos humanos directamente”, acota, y resalta que lo de ahora no es una amnistía, “no es el perdón del ofendido”.

Magnanimidad presidencial

—¿Qué opinión le merece este indulto otorgado por el presidente Nicolás Maduro a este centenar de líderes, dirigentes y simpatizantes de un sector de la oposición?

—Este ejercicio de magnanimidad no sólo va dirigido a las personas en particular que fueron beneficiadas con el indulto, sino a todos los sectores que de alguna manera, equivocadamente, han seguido la vía no constitucional, la vía no pacífica para alcanzar el poder, y éste se alcanza a través del ejercicio de la política. No hay otra vía dentro del estado de derecho, es decir, cualquier otra vía rompe con el estado de derecho y nos lleva a situaciones no reguladas, y obviamente eso es retrotraernos a un estado de guerra, un estado de enfrentamientos, y no se quiere que continuemos en confrontación.

— El anuncio de este indulto ha causado mucho revuelo en las fuerzas revolucionarias. ¿Considera usted que esta decisión, tomada por el presidente Maduro, ha sido adecuada?

—Sí, yo considero que el presidente Nicolás Maduro ha demostrado, efectivamente, su talante de estadista. Ser Jefe de Estado no es fácil, es entender que se dirige una nación, una nación donde estamos diferentes sectores, y como Jefe de Estado está buscando que se construyan los canales del diálogo, que se sigan construyendo, línea que también tenía el Comandante Hugo Chávez, y que en general tiene la Revolución; para que haya paz, y dentro de los espacios del derecho se utilicen las instituciones y los canales que hay para dirimir los conflictos políticos que puedan presentarse.

Puentes para el diálogo

—¿Puede considerarse que esta decisión es parte del juego político, tal como lo fue la incorporación de la bancada revolucionaria y bolivariana hace un año a la Asamblea Nacional en desacato?

—Obviamente esta es una actuación dentro de las vías políticas. Todo lo que esté fuera de la política escapa también del derecho, y escapa a un plano que puede terminar en un enfrentamiento por volver a un estado de irracionalidad.

Lo racional es la política, lo racional es el derecho, lo racional es la institucionalidad democrática; entonces, sí es parte de todos los intentos, dentro del marco de la política, que ha realizado el liderazgo de la Revolución Bolivariana, el liderazgo del Gobierno Nacional, para evitar que se continúe en una línea que no nos lleva sino a una situación extrema de guerra y/o intervención militar, con todas las consecuencias humanas, económicas que significaría, por un tiempo además muy largo.

Para evitar eso, y para mantener los espacios abiertos para el diálogo y reconocimiento de las diferencias, se tiende este puente, otro puente más, desde el ejercicio pleno de las atribuciones constitucionales del Presidente.

Álvarez deja claro que si las personas indultadas siguen promoviendo la violencia, el bloqueo, el ataque a la democracia venezolana –saboteando el proceso electoral que está en pleno desarrollo–, siguen en la agresión continua a las personas, a la economía, a la paz, a la vida de la nación y a la institucionalidad republicana, incurrirían nuevamente en delito, por ser hechos nuevos, lo cual implicaría un nuevo procedimiento penal ante esta nueva violación al orden establecido; además, que los delitos indultados, por ser de lesa humanidad, no prescriben.

Hay que mantenerse alertas ante ataques a la economía

En relación a las molestias que el indulto generó en algunos sectores de la Revolución Bolivariana, la abogada constitucionalista manifiesta que es necesario comprender el fin de la medida que asumió, de manera muy responsable, el Presidente de la República y el liderazgo de la revolución, que es de seguir dando señales a estos sectores extremistas de la derecha y al mundo entero que “en Venezuela hay un Estado de derecho, que en Venezuela hay voluntad de hacer política, que en Venezuela creemos en la política, y que la revolución cree en la política y cree en la construcción de espacios y la posibilidad de siempre dirimir en paz los conflictos políticos”.

Hizo un llamado a los militantes revolucionarios a no olvidar los hechos, “porque aquí no hay perdón del ofendido, aquí hay otra modalidad de una institución, que es el indulto”.

La experta en derecho constitucional advierte, para finalizar, que es necesario estar alertas, porque en el marco de una nueva campaña electoral es posible que los ataques a la economía sean mayores a los ya vividos en anteriores procesos electorales, porque los agresores extranjeros y nacionales no cesan, ni cesarán en su empeño de hacerse con el poder político, por lo cual no descansarán en los ataques a la vida republicana, a la patria de Bolívar y Chávez.

__________________

Biografía Mínima 

Olga Álvarez es abogada egresada de la Universidad Central de Venezuela (UCV), es especialista en Derecho Procesal Civil, con maestría en Derecho Constitucional y un doctorado en Ciencias políticas. También es experta en temas electorales y es asesora internacional en temas vinculados al Derecho Electoral y Sistemas Electorales.
Fue candidata a la Asamblea Nacional Constituyente en 2017 y en la actualidad conduce un programa en el canal estatal Tves.

Textos Juan Carlos Pérez Durán / Foto Bernardo Suárez