Salvador Allende: a 47 años del golpe de Estado en Chile

0

«…De nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor. ¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!…» Palabras de Salvador Allende minutos antes de morir.

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, rememora los 47 años del golpe de Estado y fallecimiento del presidente chileno mártir Salvador Guillermo Allende Gossens, con un mensaje publicado a través de su cuenta en la red social Twitter.

Salvador Allende fue un destacado líder político socialista y médico cirujano. Candidato presidencial en cuatro oportunidades, hasta el 3 de noviembre 1970, cuando logró ganar las elecciones que lo invistieron como presidente en su país natal a través del voto del pueblo.

Durante su gestión se dedicó a gobernar principalmente por la reivindicación del pueblo con la estatización de las áreas «claves» para la economía, la nacionalización de la gran minería del cobre, la aceleración de la reforma agraria, el congelamiento de los precios de las mercancías, el aumento de los salarios de todos los trabajadores, pagándolos con emisión de billetes, la modificación de la constitución, la creación de una cámara única, entre otras.

Desde que llegó al poder enfocó su lucha contra los intereses imperialistas por parte de Estados Unidos (EEUU), lo que lo llevó a no solo ser su blanco de ataque, sino también considerado enemigo de quienes lo adversaron por las marcadas diferencias entre el socialismo y el capitalismo, que aún se mantienen en la actualidad, y quienes además orquestaran el golpe de Estado donde murió trágicamente.

Como confirmara el mismo presidente mártir, participaron en los ataques las tres ramas de las Fuerzas Armadas lideradas por el almirante Santiago José Toribio Merino Castro, el cuerpo de Carabineros al mando de César Leonidas Mendoza Durán, y el general Augusto José Ramón Pinochet Ugarte, quien posteriormente inició una de las dictaduras más sangrientas de la historia en América Latina, auspiciados por los intereses estadounidenses, tres años antes del fin de su mandato constitucional.

Allende muere durante el bombardeo al Palacio de la Moneda, en el mismo momento cuando se encontraba trasmitiendo su último mensaje a la nación en vivo a través de la radio Magallanes. En enero de 2014, la Corte Suprema chilena sentenció la tesis de que este se suicidó y no intervinieron terceras personas en su fallecimiento.

En ese sentido, líderes mundiales y simpatizantes de los movimientos de izquierda, rechazaron la sentencia, calificándola de sobreseimiento a la máxima instancia judicial.

«Ante estos hechos solo me cabe decir a Los trabajadores: ¡Yo no voy a renunciar! (…) pagaré con mi vida la lealtad del pueblo (…) La historia es nuestra y la hacen los pueblos (…) Quiero a gradecerles la lealtad que siempre tuvieron, (…) Frente al silencio de quienes tenían la obligación de proceder: Estaban comprometidos. La historia los juzgará. Seguramente Radio Magallanes será acallada y el metal tranquilo de mi voz ya no llegará a ustedes. No importa. La seguirán oyendo». Extracto de las últimas palabras de Allende.

Ciudad CCS / Caribay Piña / Fotografía: Google.