Cachos y santos

0

El debate en la derecha toma altura y un despechado  Ledezma revela que “el gobierno de transición está más corneado que el santo cachón”. Dice que eso le pasa por “excluirnos  a María Corina, a mí y a otros”. Asoma la tesis de que  “un gobierno al que le montan cachos sus propios partidarios queda aturdido”.  ¿Aturdido? A veces queda KO. Pero en  política,  nadie se muere de esas protuberancias. Así es desde que Gómez se le volteó a su compadre Cipriano Castro. A Carlos Andrés lo cornearon los propios adecos. A la bella Irene y al caudillo Alfaro, Copei y AD los traicionaron con Frijolito. Bernabé le pegó a Ramos Allup. Ahora Ledezma se refocila con los cachos del aturdido Guaidó porque antes, este los volteó a él y a Machado. No es Sodoma. No es Gomorra. Es la derecha.

Earle Herrera