Un día como hoy en 1897 nace Mario Briceño Iragorry

0

Mario Briceño Iragorry, uno de los más importantes ensayistas venezolanos del siglo XX, es homenajeado por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, al cumplirse 123 años de su natalicio un día como hoy en 1897, con un emotivo mensaje a través de la plataforma en la red social en Twitter.

«Celebramos 123 años del natalicio del gran maestro trujillano, Mario Briceño Iragorry. Escritor apasionado que defendió los valores de nuestra identidad cultural, logrando despertar en las y los venezolanos el interés por estudiar la historia de la Patria. ¡Que viva su legado!» escribió el jefe de Estado en @NicolásMaduro.

El ilustre trujillano, fue un destacado abogado, historiador, escritor, diplomático y político, recordado por las grandes aportes que dio a la literatura y la cultura nacional, con su trabajo logró impulsar en los jóvenes el amor al estudio por la historia. Entre sus escritos estan: Horas (1921), Motivos (1922) y Ventanas en la noche (1925). Ese mismo año inició investigaciones de etnografía, lingüística y arqueología.

En 1926 publicó Lecturas venezolanas y Ornamentos fúnebres de los aborígenes del Occidente de Venezuela, Los fundadores de Trujillo (1930), textos que le dieron el reconocimiento e incorporarlo como miembro de la Academia Nacional de la Historia, y dos años después a la Academia Nacional de la Lengua en Venezuela.

Su legado trascendió las fronteras; vivió en San José de Costa Rica, donde fue designado ministro plenipotenciario en Centroamérica, en 1936, y desde donde editó una de sus obras más sobresalientes: Tapices de historia patria. Otros cargos públicos en los que se desempeñó fueron: la Dirección del Archivo General de la Nación (1942-1943), la Gobernación del estado Bolívar (1943-1944) y la Presidencia del Congreso de la República (1945).

Perseguido político por sus ideales revolucionarios, tras la caída del expresidente Isaías Medina Angarita, fue llevado al exilio en Brasil, Costa Rica y Madrid, entre 1952 y 1958, respectivamente. No obstante, fue reconocido con múltiples premios y reconocimientos.

Ganador del Premio Municipal de literatura por su obra Casa León y su tiempo, en 1946; galardonado con el El Premio Nacional de Literatura, en 1948, por su libro El regente Heredia o la piedra heroica; de igual forma, a manera de homenajear y mantener vivo su legado, algunos pueblos y municipios en el interior del país llevan su nombre, como por ejemplo en el estado Aragua.

Ciudad CCS / Caribay Piña / Fotografía: @NicolasMaduro