Tribunal Constitucional de Perú rechaza medida cautelar de Vizcarra para frenar el pedido de vacancia

0

El Tribunal Constitucional (TC) de Perú rechazó este jueves la medida cautelar impuesta por el presidente, Martín Vizcarra, que buscaba evitar que el Congreso vote este viernes un pedido de vacancia en su contra que podría concluir en su destitución por «incapacidad moral».

Según informó el diario local «El Comercio», los magistrados denegaron el recurso al Ejecutivo por 5 votos en contra y 2 a favor. Esto implica que el mandatario, o un abogado elegido por él, deberá presentarse ante el Parlamento este viernes, durante el tratamiento de la vacancia.

No obstante, el Tribunal Constitucional admitió a trámite la demanda competencial, que ponía en cuestión las causales de vacancia presidencial y la interpretación correcta del término «incapacidad moral permanente» que podría caberle al mandatario como razón para destituirlo.

El proceso de juicio político se inició por pedido de diez diputados opositores, luego de la revelación de grabaciones que implican a Vizcarra y dos de sus ex asesoras en un presunto caso de corrupción.

El pasado lunes, el procurador para asuntos constitucionales del Ministerio de Justicia, Luis Huerta, presentó ante el TC una demanda contra el Congreso por «uso indebido de la competencia para declarar la vacancia presidencial por permanente incapacidad moral».

La denuncia procuraba «evitar que el tema de la vacancia sea empleado de forma arbitraria como mecanismo de control político y sanción para dar por concluido de forma anticipada un mandato presidencial».

Por otra parte, pidió al TC una medida cautelar para suspender, mientras resuelve la cuestión de fondo, el proceso de juicio político que el Congreso fijó para este viernes.

Según Huerta, el recurso legal iba más allá de interponer una defensa al presidente Vizcarra en persona, ya que, por su carácter institucional, procuraba proteger la estabilidad política de Perú hacia el futuro.

«Se busca que el TC se pronuncie sobre una materia jurídica que servirá a todos los gobiernos de aquí en adelante, a efectos de que tengan seguridad de que los cinco años por los cuales han sido elegidos, podrán desarrollar sus actividades sin que tenga la amenaza de un uso indebido de la vacancia por una arbitraria invocación a la incapacidad moral permanente», explicó el funcionario de la cartera de Justicia al presentar la denuncia.

Paralelamente, el Gobierno de Martín Vizcarra denuncia una conspiración para removerlo de su cargo, y acusa directamente al presidente del Congreso, Manuel Merino, de querer derrocarlo. Merino admitió incluso haber mantenido conversaciones con altos mandos militares, aunque negó que estuviera planificando un golpe de Estado.

El Congreso necesita 87 votos para destituir a Vizcarra, que carece de partido y bancada. Según proyecciones del diario local «El Comercio», en base a pronunciamientos de los legisladores en los medios, solo uno de los nueve partidos que hay representados en el Parlamento adelantó que votaría afirmativamente. Incluso sumando a los cuatro que aún no definieron su posición, no se llegaría al número de legisladores necesarios para lograr la vacancia.

En ese contexto, fueron varios los espacios que se mostraron conformes con la idea de que el jefe de Estado se presente ante el Parlamento a dar explicaciones sobre el caso, que tiene a un impopular cantante en el escenario de acusaciones.

Contrataciones sospechosas

En la serie de audios que comprometen al mandatario peruano, se escucha cómo El presidente Vizcarra, la secretaria general de Palacio de Gobierno, Mirian Morales, y la asistente administrativa de Palacio, Karem Roca Luque, planean las respuestas coordinadas que los tres querían ofrecer a la Fiscalía, en el marco de las pesquisas sobre la presunta contratación irregular del músico, Richard ‘Swing’ Cisneros, aparentemente poco conocido pero amigo de Vizcarra, por un valor de unos 50.000 dólares a cargo del Ministerio de Cultura.

El escándalo estalló en mayo pasado, en plena pandemia del coronavirus, cuando se supo que la cartera cultural firmó 9 contratos con el músico, el último, celebrado en abril, para dictar una serie de conferencias virtuales motivacionales dirigidas a trabajadores del sector.