Estados Unidos, un ejemplo mentiras e inventos contra Venezuela

J.J. Álvarez

0

Las constantes declaraciones oficiales u oficiosas de algunos portavoces de la administración Trump indican que se sigue elevando la mentira y el invento a categoría de política de Estado. Sobre Venezuela siguen el martillar del tema de la “dictadura” del presidente Nicolás Maduro como un obstáculo en el contexto de las relaciones entre Estados Unidos y nuestro país.

¿A quién van a seguir engañando con ese oxidado truco?

Todas las maniobras de esa administración norteamericana, encabezada por Donald Trump, no son más que peligrosos deseos de apoderarse de las más grandes reservas de petróleo del planeta, que están en territorio venezolano y durarán hasta 2410. Son más de 300 mil millones de barriles; así fue comprobado por la Administración de Información de Energía (AIE) de EEUU. En cambio las reservas de petróleo de EEUU equivalen a 36 mil millones de barriles que se agotarán en 2026 por el consumo de 22.400.000 barriles diarios.

El señor Trump ha compartido, al menos, con John Bolton (ex Secretario de Seguridad Nacional) que el objetivo de su gobierno es hacerse del petróleo venezolano, por cualquier vía; para explotarlo y controlarlo como lo hacen con algunos países árabes y de otras partes del orbe.

Las consecuencias de esas argumentaciones se han manifestado con el robo de activos al Estado venezolano por más de 36 mil millones de dólares. En ese robo están involucrados elementos de la ultraderecha venezolana, incursos en delitos de traición a la patria, usurpación, legitimación de capitales y asociación para delinquir.

Todo eso y mucho más lo hace una administración producto de un gran fraude electoral, ocurrido en 2016, que hace presión contra el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela que se mantiene apegado a la legitimidad, la legalidad y la constitucionalidad; resistiendo los avatares del presidente de EEUU que ha cometido grandes violaciones a los Derechos Humanos en su país y el resto del mundo.

Por ello, Venezuela cuenta con la solidaridad de otros pueblos revolucionarios del mundo que proyectan el honor de ser libres y salvarse de las mentiras y los inventos de Washington.

J.J. Álvarez