Webinar 

0

La cantora Fabiola José me pidió luces sobre un término que me llena de penumbras: webinar. Para ayudarme, asomó su derivado: webineo. Como los músicos empíricos, soy filólogo por oído. La palabra abortada por internet me sonó a guabinear. Este método se llama analogía fonética. Busqué auxilio en el Glosario de voces indígenas de don Lisandro Alvarado, los tres tomos del Diccionario de voces venezolanas  de Juan Correa, la obra La palabra de hoy de Aníbal Nazoa y el Diccionario de venezolanismos de la UCV. Guabinear tiene un eco shakesperiano en el ser o no ser de Hamlet, na’guará. Significa culipandear, no atreverse, hacer la guayaqueta. Su sujeto es el guabinoso. Su acción, el guabineo. Pero webinar no es guabinear por internet, aunque haya gente que  se la pasa en un solo webineo.

Earle Herrera