ARRIMANDO LA BRASA | Jacobo Penzo

Laura Antillano

0

Con asombro por lo inesperado y triste, recibimos la noticia del fallecimiento de Jacobo Penzo.

Es de esas circunstancias donde lamentamos, no sólo su final, sino también la imposibilidad de haber coincidido con él en estos últimos años, aunque fuera para una conversación informal, reencontrarnos retomando hilos del pasado cordial, cuando compartíamos proyectos de futuro o nos contábamos circunstancias simples y cercanas de la vida misma.

Siempre admiré en Jacobo su capacidad de invención, sus ganas de estar en algún proyecto nuevo, su empeño en lo que hacía con pasión inusitada.

Donde se metía de cabeza y ponía todo, discutía todo, quería “el rábano por las hojas” y no lo soltaba hasta no terminar. De ese empeño vienen esa lista fuerte de aciertos: “La huelga”. Cortometraje documental, «Historia”. Cortometraje ficción, «El afinque de Marín”. Cortometraje ficción, «La propia gente”. Largometraje documental, «La Pastora resiste”, «Dos ciudades, dos historias”. Cortometraje documental, «El compadre Antonio”. Cortometraje documental, «Energías alternas”. Cortometraje documental, “Algunas preguntas a las mujeres”. Cortometraje documental, «La casa de Agua”. Largometraje ficción, «Fruto”. Cortometraje documental, «El silencio de la memoria”. Cortometraje documental, «Música nocturna”. Largometraje Ficción, «En Territorio Extranjero”. Largometraje Ficción, 2006 , “Borrador” («Proyecto») coproducción 2006, 2012 “Cabimas Donde TODO Comenzó” ( «Cabimas, la ráfaga»).

Y aparte su labor dirigiendo la Cinemateca Nacional y en la ANAC, como presidente y después en el Consejo Consultivo, creo que coordinó por largo tiempo el programa de proyecciones de cine en el Celarg. O sea: siempre el cine fue su frente de creación y pelea, su razón de vida, su impulso. Escribía y publicó cosas muy interesantes. Lamento con enorme tristeza: la ausencia del acercamiento, en estos últimos tiempos.

Laura Antillano