Gira Virada

0

El secretario de Estado gringo se disparó una gira electoral, inusual y fallida por Surinam y países fronterizos con Venezuela. Al presentar un fantasioso balance a Trump, sintió el mismo agobio que lo abatió cuando este le dijo con respecto a su autoproclamado: “no tiene lo que hace falta”. Si  Guyana lo recibió con protestas que la mediática mundial ocultó, su parada en Surinam apenas le sirvió para manifestar el despecho imperial por la penetración de los productos chinos. Seis ex cancilleres y el presidente de la Cámara de Diputados de Brasil condenaron su visita. En Colombia, lo recibieron y despidieron las masacres cotidianas y la represión contra el pueblo de Gaitán. Fue una gira virada, como los  noviembres fallidos que no tienen  diciembre.

Earle Herrera