Yulimar debió parar cuando iba a ritmo de récord mundial

0
Para Rojas resultó incompleta la que pudo ser su mejor temporada hasta ahora.

Tras seis meses de pandemia y cuarentena por el virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad covid-19, son tímidos e imprecisos los intentos por el retorno a las diferentes actividades, entre ellas la deportiva, como consecuencia de los rebrotes de contagio en todo el mundo.

En Venezuela son pocas las acciones de “calentamiento” en el deporte para el retorno, como en todas partes persiste la incertidumbre que seguramente desaparecerá cuando la población mundial pueda tener acceso a la vacuna contra el virus.

Son varios los deportistas criollos que resultaron afectados por el virus, la mayoría recuperados y el lamentable caso de Michelle Martínez (bádmiton), que llevaba tiempo laborando como entrenadora de ese deporte en Medellín, Colombia, donde falleció sin recibir asistencia de parte de las autoridades de salud de ese país.

La mayoría de los atletas que se encontraban compitiendo o realizando preparación fuera del país fueron repatriados, viendo detener sus planes deportivos, teniendo que improvisar para efectuar ejercicio físico y técnico con el fin de evitar la inactividad y los efectos que eso genera especialmente en un deportista de alta competencia.

Antonio Díaz intervendría este año en los Juegos de Tokio con 40 de edad. En 2021 lo hará con 41.

Los tiempos de máximo rendimiento deportivo en la vida de un atleta no son muy prolongados, dependiendo de muchos factores, entre ellos la especialidad que se practique, por lo que un paro de seis meses sin poder competir o prepararse con las condiciones y espacios pertinentes es bastante.

En ese sentido, el cronista argentino Carlos Irusta escribió sobre el boxeador Muhammad Alí, uno de los casos emblemáticos, a quien una sanción sacó del ring. Dijo que: “El 20 de junio de 1967 (entonces con 25 años de edad) fue condenado a cinco años de prisión y a pagar 100 mil dólares de multa. Comenzó así un largo periplo que terminó tres años y medio después. Tres años y medio en los cuales el boxeo se vio privado de ver en acción a un Muhammad Ali en su mejor condición física”.

Agregó que: “El 26 de octubre de 1970 pudo regresar al ring, enfrentando a Jerry Quarry en Atlanta… Ganó, pero ya no era el mismo, su estilo había cambiado, ya no era el acróbata que ‘Vuela como una mosca y pega como una abeja’ ”.

No todos los casos son iguales, pero de los venezolanos y venezolanas podemos señalar que una de las más afectadas, por lo que tenía en juego, ha sido sin dudas la subcampeona olímpica y campeona mundial de salto triple Yulimar Rojas, quien en 2019 había logrado la segunda mejor marca al aire libre de todos los tiempos (15,41 metros) y comenzó la temporada (febrero) bajo techo de 2020 con varios saltos por encima de los 15,00 m, entre ellos uno de 15,43, récord mundial.

Cuando reapareció, el 14 de agosto, en su primera prueba al aire libre del año dejó 14,27 m y en su siguiente aparición, el 5 de septiembre, marcó 14,71 m que hasta ahora es la mejor marca de la temporada, lo que refleja el efecto del receso al que debió someterse por la pandemia, aunque continúa dominando el escenario mundial.

Tiene mucho tiempo por delante para conseguir lo que se proponga esta deportista, pero siempre quedará para las tertulias lo que pudo dejar de ganar Yulimar este año por causa del covid-19.

La cuarentena impidió la realización de los Juegos Comunales.

Este año Yulimar, quien el 21 de octubre cumplirá 25 años, no pudo intervenir en el campeonato mundial bajo techo, en el que buscaría su tercera medalla de oro consecutiva, ni en los Juegos Olímpicos de Tokio que debieron efectuarse en julio-agosto y fueron diferidos para 2021, cuando además tendrá los mundiales de bajo techo y al aire libre.

Otro caso es el de Antonio Díaz (karate do, kata), quien pospuso su retiro para buscar un boleto (que consiguió) a los Juegos Olímpicos de Tokio, donde su deporte debutará. Ahora tendrá que competir el próximo año, entonces con 41 años de edad.

Igualmente se detuvieron los procesos de clasificación para Tokio con varios criollos pendientes de lograr sus boletos, y en el plano local los Juegos Nacionales Juveniles, así como los Juegos Comunales resultaron afectados.

En cuanto a las ligas profesionales que cada año efectúan torneos en el país tenemos que el virus no ha discriminado en ese sentido, provocando efectos similares. La de beisbol aún no ha definido si realizará el campeonato, además del covid-19 tiene otros temas que resolver, como los de Tigres de Aragua y Magallanes que siguen sancionados por la Major League Baseball (Grandes Ligas de Beisbol), no pueden contratar peloteros afiliados a esa organización.

En lo que respecta al fútbol, la Liga Futve anunció el comienzo de su torneo para el 14 de octubre, mientras la Superliga de Baloncesto espera porque baje la pandemia, mientras efectúan consultas y reuniones.

Lo peor es que la incertidumbre sigue dominando el escenario, ya es parte de lo que han llamado la “nueva normalidad”, hasta que sea controlado el virus y los aficionados también puedan regresar a las instalaciones deportivas.
______________

El ingenio aflora ante las dificultades

Debido a la cuarentena, deportistas, entrenadores, dirigentes, autoridades y todos aquellos que cultivan o tienen relación con la actividad física han debido recurrir a la creatividad con el fin de mantenerse en acción, pero al mismo tiempo evitando las posibilidades de contagio.
Para algunos ha resultado menos complicado, dependiendo de la naturaleza de cada especialidad y sus características para la ejecución: individual, colectiva, de contacto.

Por ello se han implementado eventos virtuales, como la Copa Alcaldía de Caracas de Gimnasia Rítmica, efectuada hace una semana, que permitió a varios centenares de competidoras participar con videos que contenían las grabaciones de sus demostraciones que luego fueron calificadas por un grupo de jueces para determinar las posiciones.

El taekwondo y el karate do, en la modalidad de kata (combates simulados contra rivales imaginarios), también han realizado competencias similares que les han permitido a los deportistas seguir sus planes de preparación.

JUAN CERMEÑO / CIUDAD CCS