FISIOENACCIÓN | Capacidad pulmonar resalta en práctica de apnea

0

Saludos queridos lectores. La suspensión voluntaria de la respiración dentro del agua descendiendo grandes profundidades, es la base de una actividad milenaria y vigente como la pesca submarina a pulmón practicada en Japón, por los Bajau en Indonesia y Filipinas, y por los Wayú en Colombia y Venezuela, donde actualmente la conocemos como un deporte denominado apnea o buceo libre del cual les hablaré en esta oportunidad.

Es vital en su práctica el buen entrenamiento físico, relajación mental, buena alimentación e hidratación. También es bueno saber que los reflejos mamíferos en humanos influyen y la preparación en ambientes de hipoxia y presiones hidrostáticas altas donde los gases se comprimen dramáticamente y el volumen de los pulmones se ve considerablemente reducido.

Tiene modalidades adaptadas al nivel según la Asociación Internacional para el Desarrollo de la Apnea (AIDA): la apnea de peso constante, la apnea dinámica, la inmersión libre, la apnea estática, la apnea con peso variable y por último, la apnea sin límites. Entre sus beneficios desde el punto de vista fisiológico, mejora la capacidad pulmonar, aumenta la tolerancia de la hipoxia (falta de oxígeno), eleva el hematocrito o volúmenes en sangre, y la mioglobina muscular.

No es un deporte que exime riesgos, definitivamente no es apto para mentes dispersas porque cada metro que se desciende obliga a inspeccionar miedos, emociones y que solo con una buena preparación física-mental, realizándose acompañado y respetando las normas básicas de seguridad, se logra el objetivo. La amenaza principal de la apnea es el síncope (desmayo) durante el ascenso el cual es un proceso fisiológico complejo en el que intervienen cambios de presión y aumento de gases que están en la sangre y en los tejidos corporales, produciendo un déficit de oxígeno para luego ocasionar la pérdida de conciencia, pudiendo ocurrir dentro del agua a por lo menos siete metros de profundidad, generando la muerte por ahogamiento. En síntesis, tener la formación adecuada, ser prudentes y no hacer la actividad en solitario, es la clave del éxito en esta fascinante y exigente disciplina.

Ciudad Ccs / Ydalmis Bravo