Sputnik V: la Vacuna Rusa es altamente eficiente y segura

0

Las vacunas son la mejor forma de atacar y reducir las enfermedades infecciosas. De allí que, independientemente de que no sean perfectas y quizás no nos protejan al 100% o solo reduzcan la severidad de la enfermedad, han sido una herramienta para asegurarnos la reducción del riesgo de morir.

Desde la aparición y avance de la pandemia del covid-19 en el mundo, gobiernos y compañías farmacéuticas han realizado avances para desarrollar una vacuna fiable que frene esta enfermedad. La fabricación se está ampliando, y los inversores y fabricantes están arriesgando miles de millones de dólares para producir una vacuna efectiva.

Rusia anuncia desarrollo de la vacuna

Vladimir Putin anunció, el pasado 11 de agosto, que Rusia se convertía en el primer país en registrar una vacuna en contra del covid-19, denominada Sputnik V, en referencia al satélite con el que la Unión Soviética se puso adelante en la carrera espacial en la década de 1950. Desarrollada por el Centro Nacional de Investigaciones Epidemiológicas y Microbiología Gamaleya, fue celebrada por Moscú como una prueba del desarrollo científico de Rusia.

El mandatario ruso aseguró que la vacuna había pasado todas las verificaciones necesarias. Por su parte, el ministro de Salud, Mikhail Murashko, dijo que ésta había “demostrado ser altamente efectiva y segura”, calificándola como un gran paso adelante hacia una “victoria de la humanidad” sobre el covid-19. Igualmente afirmó que produjo entre los voluntarios que la probaron altos niveles de anticuerpos, que pueden conferir inmunidad hasta por dos años.

Con el fin de acallar las críticas y dudas en torno a la vacuna, las autoridades rusas convocaron el pasado 4 de septiembre a una conferencia de prensa internacional, donde no solo exhibieron nuevos avances en su fármaco, sino que también mostraron un estudio publicado en la prestigiosa revista The Lancet, con los resultados de las fases 1 y 2 de las pruebas clínicas, que confirmaron la seguridad y la eficacia de la inoculación.

Los ensayos a gran escala de Sputnik V en fase 3, ya están en curso en Rusia e involucran al menos a 40.000 personas. Los resultados iniciales se esperan en octubre o noviembre, indicó Kirill Dmitriev, director del Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF), quien señaló que la plataforma de los vectores adenovirales humanos, en la que se basa la vacuna rusa, es segura y se ha comprobado durante décadas en más de 250 estudios clínicos.

Sputnik V llegó a nuestro país el 2 de octubre

Venezuela recibió el pasado viernes un primer lote con 2.000 dosis, que le servirán para participar de la fase 3 del desarrollo clínico del fármaco, convirtiéndose así en el primer país de la región en tener la vacuna. La fase 3 se hace multicéntrica, o sea, en varios lugares. “Requiere de miles de personas y de nuevo es necesario expandir el perfil de seguridad y el número de dosis”, afirma la doctora María Elena Bottazzi, experta en vacunología tropical de la Escuela de Medicina de la Universidad de Baylor, en Houston.
La carga fue recibida por la vicepresidenta Delcy Rodríguez, quien estuvo acompañada por el canciller Jorge Arreaza, el ministro para la Salud, Carlos Alvarado, y el encargado de negocios de Rusia en Venezuela, Alexey Seredin. Rodríguez expresó satisfacción por la llegada de las vacunas y dijo que participarían de su suministro y producción en Venezuela. La vicepresidenta señaló que la vacuna Sputnik V trae alivio a la humanidad en medio de la pandemia del covid-19.

Aplicación de las dosis

El ministro adelantó que la fase 3 del ensayo clínico comenzará en Caracas, en los próximos días. Los desarrolladores sugieren una distribución estratégica, ya que la vacuna se puede administrar inicialmente solo a individuos de alto riesgo y bajo un control estricto. El medicamento se administra dos veces, en un intervalo de 21 días.

La selección de los voluntarios se realizará a través de una página web, informó el ministro, durante una entrevista en el programa “Dando y Dando” de RNV. Los seleccionados deberán responder una serie de preguntas y se le realizarán exámenes físicos para determinar si cumplen con los requisitos, por ejemplo ser persona sana y no tener tatuajes en los brazos.

Ciudad Ccs / Lucila Contreras