Trump quedó raro

0

Desde que Trump abandonó el hospital la presidenta de la Cámara de Representantes dice que lo ve raro. La congresista apelará a la enmienda 25 para mandarlo a su casa, por virado. La influyente Nancy Pelosi no pierde de vista al errático convaleciente. Sospecha que los esteroides lo tienen dando tumbos. Los demócratas creen que el coronavirus emigró de los pulmones del paciente a donde le quedaba el cerebro y está haciendo estragos allí. El virus  riposta que cuando entró en el cuerpo de su atrabiliario huésped, ya el mismo estaba tueste. En sus arrebatos, Trump culpa a los chinos de su desgracia. De noche amenaza con sancionar a todos los murciélagos asiáticos. Aunque se autoproclamó inmune, la Pelosi insiste en que es un peligro.

Earle Herrera