Himno y moñongo

0

Para agraciar a Trump, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, sacó de la bandera de EEUU la de su país con un truco escolar. El gringo correspondió con una mueca, un rictus incompleto. Los historiadores creían insuperable en su ramo la melosidad de Piñera. Pero aparecieron las eternas adolescentes hermanas Morillo –cruce de cocotero con Puma– y metieron en la licuadora de sus gañotes el Himno Nacional de Venezuela mezclado con el de EEUU. La merengada auditiva hizo llorar a los presentes, allá en Weston. Piñera, sin embargo, no perdió su primer lugar, pues según el jurado, las Morillo no hicieron nada distinto a lo que es su naturaleza. Piñera, en cambio, le puso un mundo para alcanzar su merecido pedestal de…