Vinotinto con deudas en inicio del Premundial

0

Venezuela no solo cayó en sus dos primeros compromisos que dieron inicio al Premundial, sino que además mostró un gris rendimiento que dejó mucho para el análisis. Los problemas defensivos y la poca capacidad para definir en el ataque son tareas pendientes que tiene el grupo dirigido por el portugués José Peseiro, de cara al futuro donde está obligado a enderezar su rumbo si desea mantener vivas sus aspiraciones.

Aunque ciertamente la Eliminatoria Suramericana apenas comenzó, también es claro que el juego mostrado por la selección nacional de visitante ante Colombia y como local frente a Paraguay reflejó la falta de preparación para ambos duelos. A pesar de contar con un plantel de alto nivel, adaptarse a la nueva filosofía del cuerpo técnico, que hace su estreno, pudiera demandar mayor tiempo para obtener los resultados que se quieren.

En descargo de nuestra escuadra, no tenía acción desde el 19 de noviembre de 2019 cuando goleó a domicilio 4-1 a Japón, en duelo amistoso. La llegada de la pandemia obligó a la inactividad por prevención y la concentración reciente fue casi que “express”, acompañada de problemas con permisos y logísticos que retrasaron la incorporación de importantes figuras y provocaron la ausencia de otras como el máximo artillero histórico Salomón Rondón, quien cumple campaña en China.

¿Qué pasó en el campo?

Entrando a lo que ocurrió en el terreno de juego, la Vinotinto debutó en este proceso rumbo a Catar 2022, el pasado 9 de este mes en Barranquilla donde con solo tres días de entrenamiento se presentó en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez para desafiar al local, que con solo 14 minutos de acción marcaría su primer tanto, y de allí en adelante dominaría todo el partido sin darle mayores oportunidades al combinado patrio, que ya al descanso tenía encajado el 0-3 definitivo.

La caída pudo ser más estrepitosa, amén que tenemos de guardameta al talentoso Wilker Faríñez, quien se tuvo que exigir en varias ocasiones. Con esta derrota, nuestra selección perdió un invicto de siete partidos fuera de casa en todas las competencias en las que pudo acumular tres victorias y cuatro empates, fue su mayor racha positiva o sumando puntos en la historia.

Pasada la página ante los cafeteros, Venezuela tendría menos de cinco días para reponerse de la sucumbida en el vecino país y aprovechar que sería anfitrión en el estadio Metropolitano de Mérida el pasado martes cuando, en teoría, había hecho los correctivos necesarios y de hecho en el arranque del cotejo lució mejor, al menos en defensa experimentó avances evitando la profanación de su arco ante Paraguay.

En la segunda parte de ese choque los criollos mostraron mejor performance y cuando pareció que por fin se abría la cuenta por primera vez, en la fracción 67, con un gol de cabeza concretado por Yangel Herrera, luego de un tiro de esquina, éste fue anulado al comprobarse mediante el videoarbitraje (VAR) que el guaireño empujó el balón al fondo de la red con la mano.

Tal acción, cuando mejor jugaba nuestro país, le dio un segundo aire a los guaraníes que apretaron en el ataque y al minuto 85 con un servicio largo, más un centro corto rastrero al área, consiguieron el gol de la victoria, gracias a un remate de pierna zurda de Gastón Giménez. No obstante, el equipo vinotinto tuvo la oportunidad, al minuto 95, de igualar y abrazar un punto, pero Yangel Herrera erró un penal que sentenció el 0-1 y el segundo revés consecutivo.

Con este panorama, Venezuela deberá esperar hasta el 12 de noviembre para viajar a Brasil e intentar frente al Gigante Suramericano, levantar cabeza en este certamen premundialista.

Ciudad Ccs / Harold Urrieta