Rusia rechaza acusación de Turquía sobre suministro de armas a Armenia

0

Rusia rechazó este domingo las acusaciones lanzadas por Turquía sobre el suministro de armas a Armenia, junto a Francia y Estados Unidos, al considerar tal planteamiento como algo perjudicial para una solución al conflicto en torno a Nagorno Karabaj.

El presidente del comité de Relaciones Internacionales de la Duma (cámara baja rusa), Leonid Slutski, señaló que por el contrario Rusia, Francia y Estados Unidos, como copresidentes del Grupo de Minsk, llamaron al fin de las hostilidades y a buscar una salida pacífica al diferendo, refiere Prensa Latina.

Desde el pasado 27 de septiembre, fuerzas armenias y azerbaiyanas protagonizan una confrontación armada en torno al citado enclave montañoso, donde esta jornada debió ponerse en práctica un segundo intento de tregua humanitaria.

Slutsky consideró que lamentablemente declaraciones como las de Turquía para nada ayudan a una solución pacífica ni una reducción de la escalada en el conflicto.

«Los máximos dirigentes de los países que copresiden el Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) emitieron sendos comunicados para demandar el fin inmediato de las hostilidades y el inicio de un diálogo», recordó el diputado.

El legislador señaló además que el pasado 10 de octubre se realizaron conversaciones de casi 11 horas entre los cancilleres de Rusia, Armenia y Azerbaiyán para pactar una primera tregua.

«Ahora se necesita continuar con la búsqueda de vías político-diplomáticas para resolver el diferendo de Nagorni Karabaj en lugar de apelar a una retórica agresiva y de acusaciones mutuas», consideró el dirigente político ruso.

Slutsky recordó que su país, como el resto de los copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE, no toma partido por ninguna de las partes enfrentadas y aboga por el fin del derramamiento de sangre.

El diferendo en torno a Nagorno Karabaj tiene sus orígenes en 1988, cuando Armenia y Azerbaiyán aún formaban parte de la Unión Soviética. A finales de 1991 se iniciaron las acciones armadas, que concluyeron en 1994 con un armisticio auspiciado por el referido Grupo de Minsk.

Moscú mantiene frecuentes contactos con Armenia y Azerbaiyán para buscar una solución pacífica a la confrontación.

Ciudad CCS / AVN