Magnates ruedan

0

Aquí los representó Carmona Estanga, a quien el pueblo no le dio tiempo de fracasar como dictador, al derrotarlo como golpista en 48 horas. En Chile y Argentina coronaron. Al primero lo salvó el coronavirus, cuando el pueblo lo tenía en la lona. Al segundo lo vapuleó el dúo Fernández-Cristina. En Bolivia, el magnate Camacho llora la felpa que le dio lo que él y  Áñez llaman “la indiada”.  Con apoyo de EEUU y la OEA le arrebataron el poder a Evo. Bastaron pocos meses de políticas neoliberales para que destruyeran los logros sociales y económicos. El pueblo los barrió con el voto. Al cierre nos informan que el “embajador” del autoproclamado en La Paz, un tal Flores, pide ser incluido en el próximo vuelo de Conviasa para regresarse. Dice que es un derecho.   

Earle Herrera