Escucha, Cabimas

0

La primera vez que estuve en Cabimas lo hice acompañado de Roberto Malaver. Corría 2003 y el país acababa de salir del paro-sabotaje petrolero. Pdvsa nos invitó a una conferencia. Hoy me vuelve a llegar el nombre de la ciudad cuando, desde la calle Mi Patria N° 10 del barrio 12 de octubre, parroquia Germán Ríos, la señora Yajaira Colina me dice que la casita está a punto de venírsele abajo. Hace un año anduvo por Caracas buscando ayuda, firmó muchas planillas y se regresó a esperar. Hasta ese sol. Es la segunda vez que escribo sobre el tema. El gobernador, el alcalde, los constituyentes, los diputados del Zulia, alguien debería llegar a la casa de Yajaira mientras las lluvias lo permitan. Yo seguiré lloviendo letras sobre el caso, no importa que las torrenteras se las lleven barro abajo.

Earle Herrera