Óscar Maidana: La victoria de Arce en Bolivia pudo haber sido aún más amplia

0

El periodista y diplomático boliviano ofreció un análisis de lo ocurrido antes, durante y después del proceso electoral del pasado domingo en el país andino.

Diplomático de profesión, además de periodista, el boliviano Óscar Maidana ofreció su visión y análisis de los eventos ocurridos antes, durante y después del proceso electoral realizado en su país el pasado domingo, en el que resultó ganadora la fórmula presentada por el partido Movimiento al Socialismo (MAS), encabezada por el presidente electo, Luis Arce, acompañado de David Choquehuanca, quien recibió el respaldo popular para ocupar la Vicepresidencia.

En entrevista concedida a Ciudad CCS, Maidana afirmó que la victoria pudo haber sido aún más amplia, de no ser por las innumerables trabas, violaciones y actos de sabotaje realizados por factores de la derecha radical de ese país, liderados por la presidenta de facto, Jeanine Áñez, con el aval de personalidades como el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

El entrevistado, quien hasta el golpe de Estado contra el presidente Evo Morales, el pasado 10 de noviembre, se desempeñaba como funcionario de la embajada de la nación andina en Venezuela, expuso que «pese a ello, la victoria fue contundente, logrando más de la mitad de los votos en primera vuelta en la que el candidato Luis Arce no necesitó de nada más para consagrarse como ganador en esta contienda electoral».

Maidana explicó que este proceso electoral se desarrolló de una manera atípica, pues existieron dos bandos: “uno de centroderecha, que en realidad es de derecha, que se encargó de inventar cargos, inventar historias, perseguir a todos los políticos de izquierda y centrar toda la campaña electoral en una división y polarización de la sociedad (…) La propuesta fue el insulto, la agresión y la violencia contra el partido MAS, mientras que el MAS abordó en la campaña los principales problemas que aquejan a la gente, por ejemplo, cómo se sienta a comer en la mesa la gente en época de pandemia, si me va a alcanzar el dinero, si voy a poder comprar medicinas, qué va a pasar con la enfermedad. Este aspecto fue fundamental porque siempre el MAS apostó a presentar una propuesta concreta”.
Acotó, asimismo, que los partidos de la derecha ni siquiera hicieron una campaña de una manera cercana al pueblo en la que sus propios electores tuvieran contacto con los candidatos.

«Esto le dio la oportunidad al hermano Lucho (Arce) de salir de una crisis en la cual no solo estaba en juego el futuro del país, sino que estaba en juego la vida de los bolivianos», comentó, y al respecto refirió que durante el gobierno de facto de Jeanine Áñez fueron expulsados los médicos cubanos que vivían en Bolivia, que prestaban atención gratuita, y fueron suspendidas las relaciones diplomáticas con varios países «a través de los cuales se pudieron haber obtenido medicamentos».

El diplomático fue más allá e incluso denunció que el gobierno de Áñez incurrió en acciones de corrupción con la adquisición de insumos médicos, «siendo la más escandalosa respiradores artificiales con sobreprecio y que la presentaron como parte de su campaña electoral, puesto que la presidenta golpista decidió involucrarse como candidata a esta contienda electoral».

LA VIOLENCIA AÚN NO CESA

El comunicador denunció que, a pesar del reconocimiento que han hecho factores opositores y gobiernos e instancias de otros países sobre el triunfo de Luis Arce, aún persisten en Bolivia focos de violencia por parte de factores de la derecha radical que «no aceptan que han perdido».

Precisó que estas acciones se han generado en las principales ciudades de Bolivia: Santa Cruz, La Paz, Cochabamba, Oruro, Chuquisaca y Potosí  y que las mismas «encontraron cobijo en el actual gobierno, que en varias ocasiones instó a ir ‘a la caza de todos los masistas’ con la intención de procesarnos a todos, con la participación de un grupo paramilitar que se dio a llamar resistencia juvenil, que es un grupo racista, fascista, que en los últimos meses ha agredido a mujeres, niños, ha incendiado tribunales electorales, ha lanzado basura en las casas de autoridades y desarrollaron una serie de armas de manera artesanal, como bazucas, con las que amedrentaban a los del Movimiento al Socialismo».

Destacó, además, como el hecho más lamentable durante las acciones represivas el asesinato por parte del Ejército de 32 campesinos que defendían la legitimidad de Evo Morales como presidente y rechazaban el golpe de Estado.

«De no haber sido por la intervención de la Defensoría del Pueblo, que asumió la defensa de estas personas, hubiesen continuado con la masacre», recalcó.

En cuanto a la actuación de las Fuerzas Armadas durante el proceso comicial del pasado domingo, Maidana aseveró que el país fue militarizado de manera innecesaria, «argumentando que el Movimiento al Socialismo no aceptaría los resultados que aparentemente favorecerían al segundo candidato (Carlos Mesa) que estaba en contienda. Los hechos demostraron que esta acción solo fue para demostrar fuerza por parte del gobierno de la golpista (Áñez) en caso de que el Movimiento al Socialismo generara acciones violentas».

REACCIONES INTERNACIONALES

El diplomático celebró el hecho de que tanto gobiernos de varios países e instancias internacionales hayan reconocido el triunfo de Luis Arce. «Es importante mencionar que países amigos como Venezuela, Argentina, Uruguay, Paraguay, incluso Chile, Perú han manifestado su felicitación, países como Estados Unidos también han expresado su felicitación, porque han comprendido que la victoria ha sido tan fuerte que no había otra, tenían que aceptar los resultados», destacó.

Como reflexión final, Maidana dijo que la elección que se dio en Bolivia el pasado domingo debe ser tomada como un ejemplo para otros procesos electorales que se den en el futuro. «Nosotros creemos que todos los procesos electorales son la oportunidad para que el soberano, para que el pueblo pueda decir lo que quiere, y pese a que existieron organismos electorales como la OEA, que mancharon la elección del pasado año, argumentando que existió fraude, ha sido el pueblo el que le ha dado una bofetada a Almagro y le ha hecho entender que no ha sido así, que la decisión del pueblo siempre ha estado con el MAS y siempre va a estar con el MAS», sentenció.

Ciudad CCS / Reinaldo J. Linares Acosta