AL DERECHO Y AL REVÉS | El bitcoin: un debate necesario

Domingo Alberto Rangel

0

Aunque en nuestro país pocos lo creanel bitcoin es un tema que próximamente cobrará vida en todo el planeta… sobre todo en el occidente cristiano… donde observo que al contrario de lo que ocurre en nuestra Venezuela… los políticos debaten sobre alternativas distintas en materia de finanzas y gastos del Estado. Y las discusiones giran alrededor del bitcoin.

No obstante entre nosotros donde aparentemente solo hay espacio para mencionar asuntos menudos… como que el fugado de la embajada… aspirante a liderar la nación venezolana… él dice… en su encierro diplomático tenía cocinera privada… en un país donde por varios motivos y las sanciones solo son uno de ellos… hay venezolanos comiendo una o dos veces al día.

Al respecto y volviendo al tema de la moneda virtual es de lamentar que a pocas semanas de elegir una Asamblea Nacionallos distintos candidatosprincipales y suplentesno hayan mencionado al bitcoin o la alternativa que es el dinero “Fiat” –nada que ver con el auto italiano- como tema que ilustre distintos pensamientos y soluciones entre quienes aspiran a diseñar leyesy piden nuestro voto.

Pero… dado que los medios o los políticos no mencionan el tema… y sospecho que se debe en gran parte a la ignorancia más supina… conviene aclarar “por encimita”.

A la pregunta sobre ¿qué es y de dónde sale el bitcoin?… conviene remontarse hasta 1971 cuando Estados Unidos… hasta entonces único toro del rebaño occidental… decide unilateralmente… que para eso son imperio… expandir su gasto presupuestario… sin que sus fábricas y sembradíos se vieran obligados a producir más. Es decira imprimir dinero inorgánico.

Un poco antes de ese año de 1971 ya en Estados Unidos había comenzado a la chita callando la impresión de dólares inorgánicos… lo que es fraude aún cuando en esa época no era tan grande como ahora el abuso.

El general De Gaulle a la sazón jefe de Estado en Francia… alertado del abuso… aprovechó para vengarse del orgullo herido por los yanquis que lo menospreciaron durante la Segunda Guerra… y ordenó el envío a Estados Unidos todos los billetes que pudo juntar… para ser cambiados por oro de la Reserva Federal… ya que hasta entonces todo billete emitido en el mundo… estaba respaldado… y así se podía leer en ellos… con el más preciado de los metales.

La respuesta yanqui fue deslastrar inmediatamente al dólar del oro bajo el pretexto de que el mundo confiaba en el poderío de Estados Unidos. Y que ellos no necesitaban falsificar dólarespero que imprimir esos billetes sin respaldo era necesario como respaldo al comercio internacional que estaba en auge.

De eso han pasado décadas y lo que al principio fue monopolio estadounidense –fabricar moneda inorgánica o Fiat- poco a poco fue copiado por casi todos los países… incluso el nuestro.

Como lo saben los alumnos del primer semestre de Economía… todo dinero inorgánico desata la inflación.

Y toda inflación les roba los ahorros a los más pobres al devaluar el poder de compra de la moneda. Punto.

Como toda emisión de dinero Fiat o inorgánico es avalada de una u otra manera por los bancos centrales… cerebros del mundo digital se pusieron a trabajar para diseñar una moneda que fuese imposible de manipular a voluntad por los distintos gobiernos.

Allí nació el bitcoin que no se debe confundir con el Petro que al ser creado y manipulado por el gobierno y el BCV… no califica como moneda virtual.

Y allí está la gran discusión que en materia financiera divide a dirigentes y aspirantes a serlo en todo país serio… especialmente en el occidente cristiano… del cual culturalmente somos parte.

Entonces: O seguimos creando dinero inorgánico y a pesar del discurso populista… empobreciendo la clase trabajadora y llenando de desesperanza a las generaciones más jóvenes… o por el contrario los gobernantes y aspirantes a serlo deponen parte de su poder y comienzan a usar monedas virtuales… propias en una república democrática del siglo XXI.

Es la decisión más importante de estos tiempos… cuando a guisa de la pandemia están regresando el mundo a la Edad Media… donde solo habían unos pocos privilegiados… y el resto de la humanidad eran campesinos empobrecidos. Y desprestigiando la democracia y la república… tal como se conocen desde las revoluciones americana y francesa.

Es un debate absolutamente necesario y antes del 6 de diciembre lo debe dar cada candidato… salvo que todos apoyen la falsificación monetaria que es el dinero Fiat. Ojo que están pidiendo votos.

Domingo Alberto Rangel