CONVIVIR PARA VIVIR | El humor es una herramienta de vida para no decaer

0
Licona: la risa es mi carta de presentación.

Nuestro entrevistado es un cielo de risas. Se trata de Harold Licona Hernández. Bibliotecólogo, egresado de la Universidad Central de Venezuela, 44 años de edad, 20 años en la Administración Pública, con experiencia en la docencia, las relaciones públicas y comunicacionales, la edición, la corrección, la promoción de la lectura, la salud y la seguridad laboral, entre otras. Del mismo modo, tiene una interesante experiencia en el trabajo social voluntario con sectores vulnerables (personas en situación de calle, pacientes con cáncer, psiquiátricos, con problemas de conducta y de alcohol, comunidades de difícil acceso) y ha empleado la risa como terapia de vida, a estas personas.

El manejo del humor en tiempos de pandemia

Licona plantea que hay que saber manejar situaciones de conflictos desde su diversidad (familiar, emocional, laboral, social, política, económica), pues altera la vida de las personas, desde su problemática personal, como el resto de su entorno. “El humor es la chispa que enciende el motor del alma. Sin esa chispa no podemos enfrentar esas situaciones de conflicto. Pasa también en los trabajos, que son escenarios donde hay tensión, enfrentamientos o las relaciones entre los compañeros se han resquebrajado. No permiten que las labores de trabajo sean eficientes. La risa es indispensable en todos los escenarios del día a día”, acota el entrevistado.

Respecto al tema del humor en tiempos de pandemia nos dice: “Obviamente, la pandemia ha afectado muchos ámbitos, incluso el laboral. La modalidad del teletrabajo tiene demanda desde los hogares y afecta a un sinnúmero de trabajadoras y trabajadores, desde el aspecto físico, familiar y psicológico. Hay que saber manejar los estados emocionales. Si no nos adaptamos al ambiente vamos a enloquecer. El mundo vive de constantes cambios y la pandemia cambió radicalmente nuestro ritmo de vida. Conozco a personas donde sus estados emocionales han cambiado, y no son las mismas de antes. El tema del distanciamiento social ha sido de impacto, venimos de una tradición donde el venezolano es amoroso, guachafitoso, expresivo y no ha sido fácil desprenderse de eso, para cuidarse”.

La risa: mi carta de presentación

Nuestro entrevistado comenta que en la cotidianidad llevamos un desenvolvimiento social en las relaciones familiares, laborales, académicas, religiosas, culturales, deportivas o políticas en las que vamos a movernos y a chocar con situaciones adversas y muy lamentables. “Es la manera de vivir y resistir, como una lección de vida. Si nos dejamos atrapar por la tristeza, el pesimismo, lo tóxico o lo negativo, estamos degradándonos. En cambio, si somos perseverantes, llevamos la fe por delante y, sobre todo, mantenemos nuestros estados de humor en alto, nos ayuda a cambiar ese escenario de tensión o adverso. Bajo mi experiencia, te puedo hablar de un sinnúmero de testimonios: me ha tocado unir a trabajadores en situación de conflicto y se han convertido en muy buenos amigos y compañeros. Hasta el caso de pacientes con cáncer, con sida o personas en situación de calle, y a través del acercamiento con ellos ven la vida con otra óptica, con ganas de vivir y fortalecerse para ayudarles a superar sus males. He hecho de la risa mi carta de presentación”, señala Licona.

Soy muy inquieto y ayudar al prójimo es lo primordial

“Me considero una persona hiperactiva. Desde niño me mantengo concentrado en diversas actividades, especialmente en las vinculadas al conocimiento y ayudar a las personas. Me transformo en un terapeuta, en un mago de la risa en diversos espacios, transmitir cariño a los animales abandonados (como alimentarlos y hablar con ellos, pues también requieren nuestro amor). En tiempos de pandemia y confinamiento, estoy en constante comunicación con mis compañeros de trabajo, con mis colegas, atendiendo algún caso que amerite mi ayuda ¡No me quedo quieto! Lo primordial es ayudar al prójimo y ver una sonrisa en sus labios”, confiesa el entrevistado.

Fortalecernos en medio de las adversidades

Algo que nutre poderosamente a nuestro entrevistado es el acercarnos a la resiliencia como una habilidad que debemos practicar en el día a día. La clase trabajadora está proclive a diversas situaciones críticas, y más en estos tiempos. Si son madres y padres de familia deben armarse de valor y de serenidad para enfrentar tales situaciones. “Considero que el humor es la herramienta de vida para no decaer y darnos fortaleza. Es doloroso conocer otros escenarios, cuando las personas pierden su razón de ser y terminan con sus vidas. Quiero resaltar que el humor nos salva de las adversidades. Antes de despedirme, recomiendo a las y a los lectores de este maravilloso periódico leer la obra de Viktor Frankl (psiquiatra austríaco, creador de la ‘Logoterapia’ y sobreviviente del holocausto judío): El hombre en busca de sentido. Este autor plantea que todos los seres humanos tenemos un sentido de vida y, más aún, fortalecernos en medio de las adversidades”, concluye Licona.

SIBONEY DEL REY / CIUDAD CCS