HORIZONTE DE SUCESOS | Somos lenguaje

Heathcliff Cedeño

0

En este espacio se han hecho recurrentes como temas centrales el lenguaje, la realidad, la sociedad y el pensamiento. El primero es tan inagotable como los otros porque todos necesitan de éste para dejar evidencia de su existencia.

Sin duda alguna, todo parece existir porque pasa a través del lenguaje. Generalmente, la astucia o inteligencia de alguien se nota porque dice algo que sorprende.

La sociedad existe porque además de sus estructuras tiene un lenguaje por medio del cual se percibe como un ente unificado. Asimismo, la realidad adquiere un matiz más sólido cuando es nombrada.

Según Lacan, incluso el inconsciente está estructurado como un lenguaje de acuerdo a las teorías de Ferdinand de Saussure.

Todo es lenguaje y viceversa y desde los principios míticos esto quedó establecido así. Según el Génesis, Dios creó todo, pero eso estuvo marcado por un: «y dijo» que selló la creación de la luz y todo lo demás.

¿Quién conoce algún elemento de la realidad de nuestra especie que no esté tamizado por el lenguaje? Es probable que tardemos en meditar sobre esta pregunta.

Hay elementos no lingüísticos, pero pertenecen a la realidad de las cosas y de la naturaleza fuera de nosotros. Desde lo más reflexivo a lo más técnico todo lo relacionado con lo humano es lenguaje.

El registro de los pueblos es puro lenguaje. La historia es una narración de hechos y su estructura está regida por sus leyes. Primero sucedió una cosa, después otra y así hasta unir las piezas que componen el cuerpo del texto.

Los pensamientos están hechos con la misma fórmula del lenguaje, la misma estructura. ¿Quién piensa en varias cosas al mismo tiempo? Nadie puede hacerlo, aunque en la retórica se diga que sí. Si uno quiere pensar en otra cosa, le pone pausa al tema anterior y procede con el otro y así sucesivamente. Intente hacer lo contrario.

Heathcliff Cedeño