Policía de Bolivia confirma huida de ministros represores de Áñez

0

La Policía de Bolivia informó que los exministros de facto Arturo Murillo y Fernando López salieron del país, pese a que ambos tienen orden de aprehensión.

El nuevo comandante general interino de la Policía, Jhonny Aguilera, dijo el martes que, conforme a datos de inteligencia de su institución y de redes sociales, el exministro de Gobierno Arturo Murillo escapó a Panamá, mientras que el exministro de Defensa Fernando López se encuentra ahora en Brasil.

“Lo que hicieron (López y Murillo) es tomar un vuelo oficial de la Fuerza Aérea Boliviana, el FAB-046. Han salido de Puerto Suárez, en la frontera con Brasil, rumbo a Corumbá, que es una ciudad vecina. Y por intermedio de Copa Airlines el exsenador Arturo Murillo se trasladó hasta Panamá, esto ha sucedido el 9 de noviembre”, reveló Aguilera a la radio local Fides.

Además, dijo que, a través de un requerimiento fiscal, se solicitará la cooperación de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) para ubicar a los mencionados exministros, puesto que salieron del país, pese a que tenían una alerta migratoria que les impedía dejar Bolivia por su involucramiento en el caso de la compra irregular de gases lacrimógenos con sobreprecio.

Murillo fue quien había anunciado la “cacería” contra dirigentes políticos del Movimiento al Socialismo (MAS), amenazado a la delegación argentina que estuvo en Bolivia en noviembre del año pasado, exhibido las esposas para detener al expresidente Evo Morales, y afirmado, ante los bloqueos de agosto de los movimientos sociales, que “meter bala sería lo políticamente correcto”.

López, por su parte, en un acto el cual rindió homenaje a quienes asesinaron a Ernesto Guevara, había amenazado a los que vinieran a “subvertir” el orden en el país: “cualquiera fuera su nacionalidad, cubanos, venezolanos, argentinos, o lo que fueran, van a encontrar la muerte en nuestro territorio”.

Las Fuerzas Armadas y la Policía fueron clave en el golpe de Estado del 10 de noviembre de 2019, que obligó a Morales a dejar el cargo. En varias ocasiones, el líder indígena ha cargado contra los altos mandos castrenses de Bolivia por condecorar a “golpistas”, que masacraron a la población.

En esta nueva etapa que vive Bolivia, tras la asunción de Luis Arce como presidente del país, las autoridades, él incluido, han prometido investigar los diversos crímenes cometidos durante el año que estuvo Áñez en el gobierno.

Ciudad CCS / HispanTv