La Vinotinto mostró su mejor versión del premundial en nuestra capital

0

Tres derrotas y un triunfo de local, que además deja un gran envión anímico, es el balance que registra la selección absoluta de fútbol luego de cumplir las fechas programadas para este año correspondientes a la Eliminatoria Suramericana que lleva al Mundial de Catar en los próximos dos años y que se ha desarrollado sin contratiempos, a pesar de las limitaciones preventivas por el covid-19.

Luego de un inicio estrepitoso, finalmente fue en su último compromiso de 2020 que nuestra escuadra pudo encontrarse con, hasta el momento, su mejor desempeño o lo que el nuevo cuerpo técnico que la lidera, el portugués José Peseiro, quiere reflejar en cancha. Justamente el reciente rival, Chile, fue un gran termómetro para dejar claro que esto apenas comienza y que las piezas están allí para seguir trascendiendo.

Antes de la victoria el pasado martes frente a los australes 2-1, Venezuela había igualado sus peores arranques en premundiales con tres fracasos corridos (contra Colombia, Paraguay y Brasil). El historial sin pasar a la máxima competencia indica que había caído de igual forma en la ruta hacia Corea-Japón 2002 y Rusia 2018. La mayor preocupación en esta oportunidad era la sequía goleadora que afortunadamente quedó en el olvido con los tantos de Luis Mago y Salomón Rondón.

Caracas le sentó mejor 

Este único triunfo hasta ahora, que le otorga oxígeno a la Vinotinto en la eliminatoria, enmarca datos para los libros, pues fue la segunda vez que los criollos suman tres puntos frente a Chile en estas lides. La primera ocasión lo alcanzaron en 2001 y además es la primera oportunidad que superan a los chilenos como local. Venezuela no conseguía dos goles en un choque clasificatorio desde el 2-2 ante Perú en 2017.

Caracas, como sede en eliminatorias, no guarda el mejor récord para la escuadra criolla: siete descalabros, dos ganados y dos empates, de hecho no se disputaba un partido clasificatorio en el estadio Olímpico de la UCV desde hace 17 años. El triunfo previo al del martes en ese escenario (en un premundial ) ocurrió en 1981, cuando los vinotintos ganaron 1-0 ante Bolivia.

Sin embargo, contando todas las competiciones, el combinado patrio solamente ha perdido uno de los últimos 13 desafíos disputados en la cancha de Los Chaguaramos y con el reciente resultado frente a Chile ha marcado 20 goles y ha recibido otros 9. Sin duda, el recinto universitario pareciera ser una buena plaza de cara al futuro.

Con este panorama, la Vinotinto volverá a la acción el 25 de marzo de 2021 para ser anfitrión ante Ecuador y luego viajará a Lima para desafiar cinco días después a Perú.

Ciudad Ccs / Harold Urrieta